1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“El riesgo de guerra nuclear está otra vez en la agenda”

La Campaña Internacional por la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN) anunció que seguirá trabajando mientras haya países que amenacen con usar la bomba.

Tras obtener el Premio Nobel de la Paz, que en un comienzo pensaron que era una broma que alguien les estaba haciendo, los miembros de la Campaña Internacional por la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN) detallaron este viernes (06.10.2017) sus próximos objetivos. La agrupación reúne a unas 500 asociaciones de 101 países que luchan por prohibir el uso de armas nucleares.

"Seguiremos trabajando con empeño en su implementación total. Toda nación que busque un mundo en paz libre de la amenaza nuclear debe firmar y ratificar de inmediato este acuerdo decisivo", comunicó la organización en Internet tras recibir el galardón, en referencia al Tratado de Prohibición de Armas Nucleares que 122 países aprobaron el pasado mes de julio.

Ese texto, hasta ahora el mayor éxito de ICAN, prohíbe la producción, posesión, utilización y el almacenamiento de armas nucleares, pese a la resistencia de las potencias atómicas y sus Estados aliados. Precisamente este último punto fue destacado por el Comité Nobel en Oslo, que hizo un llamado a los países que no han firmado el acuerdo a sumarse a él, destacando los riesgos que supone para la humanidad la existencia de armas nucleares.

Riesgo nuclear latente

"Es inaceptable que aún haya países que tengan y que amenacen con usar las armas nucleares. El premio, además de un gran honor, es un mensaje muy fuerte a los estados de que deben sumarse y abandonar las armas nucleares", afirmó en declaraciones a la prensa Beatriz Fihn, directora ejecutiva de ICAN, que reconoció sentirse "encantada” con el honor de obtener este galardón.

"Estamos en un momento crucial, el riesgo de guerra nuclear está otra vez en la agenda, con la posibilidad de asesinar a civiles de forma discriminada, con amenazas por parte de Estados Unidos y de Corea del Norte. Esto debe acabar, y el premio respalda esa posición", agregó Fihn. Así lo dijo hoy la presidenta del Comité Nobel, Berit Reiss-Andersen, que informó del premio a Beatrice Fihn, la secretaria general de la ICAN.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda