El retorno de las especies perdidas | Global Ideas | DW | 09.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Global Ideas

El retorno de las especies perdidas

Durante millones de años han desaparecido especies una y otra vez, o bien porque han sido expulsadas de su hábitat o porque han desaparecido los bosques. Ecologistas tratan de recuperar la biodiversidad pérdida.

Muchos hablan de la “resurrección” de los dinosaurios pero según el genetista Michael Hofreiter, estos no regresarán.

Muchos hablan de la “resurrección” de los dinosaurios pero según el genetista Michael Hofreiter, estos no regresarán.

Un Jeephuye marcha atrás por un camino fangoso. El vehículo se tambalea y barre las palmeras,que se agrupan densamente a los lados de la vereda. Detrás, la impenetrable selva tropical. El suelo tiembla. Un Tyrannosaurusrex surge de la maleza rugiendo, abre de golpe su ancho hocico y muestra sus brillantes y afilados dientes. La bestia persigue el coche e intenta pillar su parte trasera una y otra vez.

Los científicos están tratando de recuperar al mamut lanudo manipulando genes de elefante asiático.

Los científicos están tratando de recuperar al mamut lanudo manipulando genes de elefante asiático.

Muchos podrán recordar esta escena de la película de acción Parque Jurásico. Y quizá también la idea en la que se basa la historia: la de crear genéticamente especies ya desaparecidas. De su estreno en los cineshan pasado ya veinte años.

La “resurección” en el laboratorio es una aproximación experimental que trata de preservar y recuperar la biodiversidad de la tierra. Otro método consiste en la reintroducción de animales en regiones, donde habían desaparecido anteriormente. Así como, la restauración de áreas forestales degradadas.

A pesar de la investigación genética, es poco probable que se pueda construir un Parque Jurásico en la vida real, ya que el material genético necesario de los dinosaurios no está disponible, según Michael Hofreiter, genetista evolutivo en la Universidad de Potsdam.

"No va a funcionar con los dinosaurios. En los fósiles no se ha conservado nada de ADN”, añade. "No estoy seguro de que vayamos a ver alguna vez un animal resucitado por esa vía e incluso si alguna vez se da el caso, llevará todavía mucho tiempo."

Resurreccióngenética - pequeños éxitos

A pesar de todo, se continúa investigando en la recuperación de especies que se han extinguido en los últimos tiempos – y con cierto éxito. Investigadores de la Universidad australiana de Newcastle han logrado crear una rana de incubación gástrica a partir de tejido congelado. Probablemente se extinguió en 1983, después de que muriera el último ejemplar conocido en cautiverio. Los científicos fueron capaces de crear un embrión a partir del material congelado. De todas formas, eso fue todo. Este experimento es parte del proyecto Lázaro en el que los investigadores desarrollan métodos para recuperar especies extintas.

Los animales como el bisonte europeo están siendo reintroducidos de nuevo en determinadas regiones con el objetivo de fortalecer los ecosistemas, dice la organización conservacionista WWF.

Los animales como el bisonte europeo están siendo reintroducidos de nuevo en determinadas regiones con el objetivo de "fortalecer los ecosistemas", dice la organización conservacionista WWF.

Otros científicos tratan de recuperar el mamut lanudo. Para ello modifican el ADN de elefantes asiáticos. Lo que hacen es manipular genes individuales, de tal manera que finalmente el animal posea más pelaje y sea capaz de almacenar más grasa. Sin embargo, estos animales no llegarán a ser como los mamuts reales que poblaron la tierra hace miles de años.

"Nunca llegará a ser un mamut lanudo al cien por cien ", matiza Hofreiter. "En el caso de la rana, la transmisión celular es mucho más sencilla, ya que adiferencia del mamut existe mucho más tejido utilizable. Sin embargo, sería muy interesante si se llegara a crear un animal que se parezca y funcione como la especie de mamut extinta.”

Pero existe una crítica a la idea de resucitar especies extintas. Los recursos utilizados deberían de ser mejor invertidos en proteger a las especies existentes, así como asus hábitats.

"Eso compensa mucho más que invertir en el intento de recuperar especies que ya han desaparecido", critica Volker Homes, jefe del departamento de protección de especies de WWF Alemania. "Tomemos como ejemplo el mamut lanudo, cuyo hábitat original ha cambiado dramáticamente. ¿Dónde lo íbamos a reintroducir hoy y qué efecto tendría sobre otras especies?"

La reintroducción deespecies extintas

La resurrección genética no es relevante para las organizaciones para la conservación de la naturaleza. Éstas se centran en la protección de los hábitats y la biodiversidad existente en todo el mundo. Sobre todo, trabajan en la puesta en libertad de animales que viven en cautividad.

Algunos programas de recuperación dividen grupos de animales y los trasladan para asegurarse de que haya recursos suficientes.

Algunos programas de recuperación dividen grupos de animales y los trasladan para asegurarse de que haya recursos suficientes.

"Es el último recurso para las especies que ya se han extinguido o están a punto de hacerlo", afirma Homes. "El rinoceronte blanco africano fue una de las primeras especies cuya población se pudo fortalecer de manera significativa gracias a los programas de recuperación."

Muchos creían que la especie ya se había extinguido, cuando a finales del siglo diecinueve se encontró un pequeño número de animales en un parque al sur de África. Las organizaciones para la conservación se hicieron cargo de los animales, criaron más y comenzaron a reintroducir de nuevo el rinoceronte, según Homes.

Con el bisonte europeo se procedió de forma similar. Esta especie de bisonte nativa de Europa desapareció hace 200 años en Rumania, hasta que este año han sido de nuevo puestos en libertad unos 30 ejemplares. Según WWF, los ecosistemas europeos, en los que el bisonte juega un papel principal, podrían beneficiarse de ello, a medida que estos pasten o sirvan de presa para carnívoros mayores, como el oso.

"Caro pero necesario"

Estos programas de protección incluyen la cría de especies amenazadas, o a punto de extinguirse, en cautividad para después reintroducirlas en una región concreta. Otro enfoque consiste en dividir la población de una especie y liberar un grupo en una región, en la que hubieran vivido de forma nativa antes de su extinción.

WWF intenta en la actualidad algo similar con leones en la India. A largo plazo, la región apenas será capaz de alimentar a los 300 animales que viven ahora mismo en ella. Por ello, la organización pretende trasladar una parte, explica Homes.

"Para empezar trabajamos con la población local y nos concentramos en las especies de presa, como el ganado vacuno", cuenta. "Pero solamente seremos capaces de trasladar a los animales una vez que hayamos arremetido contra las razones que hayan provocado su desaparición, como por ejemplo la caza furtiva. Existen aún una serie de cosas, que desconocemos si funcionan exactamente en nuestro programa.”

Según Homes, este tipo de proyectosson caros pero necesarios para proteger y fortalecer a las poblaciones en libertad.

Pero al igual que en el caso de la reanimación genética, este enfoque también tiene sus críticas. Y es que no está claro qué consecuencias podría tener la reintroducción de animales en regiones, donde han desaparecido anteriormente, tanto para las especies que siguen viviendo en esa zona, así como para la población local.

Sin embargo, se debería de aceptar ese riesgo para garantizar no sólo el futuro de los animales, sino también de las personas que dependen de ellos, afirma Homes.

"La gente tiene que decidir si tiene un valor el que los animales vivan en su área y puedan moverse en libertad”, añade. "Dependemos de todo lo que nos rodea para nuestro bienestar, para la medicina, la alimentación y la madera. Y los animales son una base para todo ello. Tenemos que asegurarnos de que sobrevivan", concluye.

Autor: Louise Osbourne (AR/PK)