1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

El recuerdo requiere la verdad

La prensa europea comenta el orgullo con el que Rusia celebra su aporte al fin de la Segunda Guerra Mundial. Los diarios alemanes, a su vez, subrayan los dos significados del 9 de mayo para Alemania.

default

Putin ante el Kremlin.

El diario alemán Süddeutsche Zeitung opina: "Hoy en día existe un consenso amplio sobre como hay que interpretar aquel 8 de mayo 1945. La mayoría de los alemanes que lo vivió, lo sintió como un día de derrota, como el derrumbe de su existencia privada y nacional. Sin embargo, el mismo día significó la liberación de Alemania del régimen de terror que significó el nacionalsocialismo, una ideología específicamente alemana. Cuanto más se aleja la fecha del fin de la guerra, más se intensifica el sentimiento de haber sido liberados."

Doble significado

El periódico germano Straubinger Tageblatt defiende una opinión similar. "El 8 de mayo es ambas cosas - fin y comienzo a la vez, un día de profunda culpa y vergüenza, sin embargo también un día de alegría honesta. Al período más negro de la historia le siguió el éxito democrático y la reconciliación con los vecinos."

Reconciliación y verdad

El diario polaco Gazeta Wyborcza muestra escepticismo: "Resulta relativamente fácil reconciliarse con los muertos. Putin no tendrá dificultades en lograrlo hoy en Moscú. Sin embargo, con los vivos podría tener sus problemas. Su noble intención de 'reconciliación total con todas las personas en ambas partes del frente' conlleva el riesgo de un gran malentendido. Falta un elemento sin el que una reconciliación sigue siendo impensable: la verdad. La historia se deja interpretar pero no cambiar. Si Putin realmente persigue la reconciliación, tiene que empezar a decir la verdad."

Sentimientos mixtos

El diario sueco Dagens Nyheter apunta: "Las celebraciones en Moscú con motivo del 60 aniversario de la victoria sobre Hitler son una buena ocasión para recordar a los muertos. Sin embargo también para acordarse de algunas cuestiones desagradables en Rusia. […] Claramente se trata de una victoria que hay que recordar. Con razón los rusos se han quejado de que los países occidentales suelen olvidar con frecuencia el tremendo sacrificio que hizo la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial. La cifra es enorme. 27 millones murieron durante la contienda. Tres cuartas partes de todas las perdidas de vidas alemanas ocurrieron en el Este. Sin embargo, las celebraciones en Moscú demuestran la imposibilidad de separar la victoria soviética de los acontecimientos y las consecuencias posteriores. Muchos países del este europeo fueron liberados del régimen nazi para caer en manos de una dictadura comunista. Sus representantes viajaron con sentimientos mixtos a Moscú."

Héroes y tiranos

El diario holandés Trouw opina: "Es más que justificado que Rusia conmemore sus 20 millones de sus ciudadanos que cayeron en la lucha contra el nacionalsocialismo. Pero ya es hora de que - según lo reclamó la presidenta de Letonia, Vaira Vike-Freiberga - Rusia encuentre el valor para diferenciar entre sus héroes y sus tiranos, para poder condenar los crímenes que cometió la Unión Soviética en nombre del comunismo."