1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

El Real Madrid inicia la "era Juande Ramos" tras despedir a Schuster

El entrenador alemán Bernd Schuster se marchó hoy del Real Madrid por la puerta de atrás y sin dejar prácticamente huella. Ya tiene sucesor: el español Juande Ramos.

default

Juande Ramos: nuevo entrenador en medio de la tormenta.

Schuster deja atrás una etapa de apenas 15 meses en el club blanco, el primer equipo grande que le dio la oportunidad de entrenarlo. Se lleva una Liga española y una Supercopa de España, pero pocos recordarán esos títulos.

Bernd Schuster als Trainer von Real Madrid entlassen

Bernd Schuster: "el último en enterarme".

Porque la "era Schuster" pasará a la historia como una etapa marcada por los enfrentamientos del técnico alemán con el club y la prensa. Como sucedió durante su etapa de jugador, el alemán dio numerosas muestras de su difícil carácter.

Schuster llegó al Real Madrid después de contar con el aval de su trabajo en el modesto Getafe, al que llevó a jugar una final de la Copa del Rey. Allí fue reconocido como técnico amante del buen fútbol y eso le llevó al club blanco.

Desde que asumió la presidencia del Real Madrid, en julio de 2006, Ramón Calderón siempre tuvo a Schuster como candidato a entrenador. Pero a Pedja Mijatovic, su director deportivo, nunca lo convenció y prefirió a Fabio Capello.

El técnico italiano conquistó la Liga española, pero el club lo despidió a pesar del éxito. La explicación: el equipo no jugaba bonito. Entonces, Calderón reflotó la idea de fichar a Schuster. Esta vez Mijatovic no pudo oponer resistencia y el alemán aterrizó en la casa blanca para cumplir un sueño.

"El Real Madrid debe aspirar a la excelencia en su juego y pensamos que Schuster es el hombre indicado", afirmó Calderón.

Y Schuster comenzó a trabajar hasta conquistar la Liga española. El Real Madrid se impuso con autoridad, aunque el técnico nunca sedujo a la hinchada, disgustada con la forma de juego del equipo y con la personalidad del entrenador.

El técnico alemán se fue ganando la antipatía de un numeroso sector de la afición y de casi toda la prensa, por sus extravagantes declaraciones. A pesar de todo, Calderón se mantenía como su principal defensor. "Es un hombre entrañable", aseguró.

Nueva temporada, viejos problemas

Pero comenzó la nueva temporada y desde el comienzo Schuster se esforzó en dejar claro que habría problemas, principalmente porque el club no fichó a ningún jugador de su agrado. Sólo llegó el holandés Rafael van der Vaart, a quien él no había pedido.

"Soy el último en enterarme de cómo está todo", dijo en pretemporada, en alusión a las negociaciones de posibles refuerzos, todo un "dardo" lanzado hacia Mijatovic.

La situación explotó el domingo, cuando el Real Madrid cayó en casa por 4-3 ante el Sevilla y Schuster apareció en la sala de prensa para anunciar: "No podemos ganar en el Camp Nou". El Real Madrid juega el sábado en el estadio del Barcelona y su técnico se rendía días antes del gran clásico del fútbol español.

El presidente del Real Madrid, Ramón Calderón, escuchó con perplejidad tales declaraciones y el director deportivo, Pedja Mijatovic, encontró la "excusa" que necesitaba para despedir a un entrenador que no le gustaba.

A rey muerto, rey puesto

Mijatovic realizó el lunes un informe, Calderón lo leyó y el club instó a Schuster a reunirse hoy para analizar la situación. El técnico alemán ya sabía que entraba por última vez por la puerta de las oficinas del Real Madrid. El Real Madrid confirmó apenas algunos minutos después de la destitución de Schuster la contratación del español Juande Ramos para reemplazarlo.

Ginés Carvajal, representante de Ramos, y también de Raúl, había llegado a un acuerdo rápido con Mijatovic y el nuevo entrenador se presentó en el estadio Santiago Bernabéu para firmar su nuevo contrato.

Mijatovic convocó a la prensa con carácter de urgencia para explicar lo que se aireaba en todas las radios y webs del país.

"Tras varias reuniones, he tomado la decisión (de prescindir de Schuster), que luego ha sido ratificada por la junta directiva. He hablado con Schuster, una reunión de amistad, entre dos profesionales con los mismos objetivos", declaró el director deportivo.

La reunión fue cordial y Schuster apenas puso oposición para rescindir su contrato. Mijatovic se reafirmó en su sensación de que hace tiempo que el alemán quería marcharse del Real Madrid, aunque cobrando primero su contrato.

Luego llegó la sorpresa. "Y ahora vamos a presentar al nuevo entrenador, Juande Ramos", anunció Mijatovic, que ofreció hoy dos noticias por el precio de una: despido y nueva contratación

Contrato de seis meses con opción

El club oficializó de esta manera los rumores que desde la mañana poblaron los medios españoles sobre el despido de Schuster y el arribo de Ramos, de 54 años, que firmará un contrato de seis meses con opción a alargarlo por una temporada más.

El ex entrenador del Sevilla, de 2005 a 2007, con el que ganó dos Copas de la UEFA, una Supercopa europea, una Copa del rey y una Supercopa española, y del Tottenham Hotspur señaló en su presentación estar con la "máxima ilusión" ante el nuevo desafío que se le presenta: "Aterrizar en el Real Madrid es el sueño de todo entrenador. Espero no defraudar a nadie y conseguir los títulos que merece la entidad".

Ramos ya dirigirá a su nuevo equipo mañana, ante el Zenit de San Petersburgo en la Liga de Campeones, y también estará ante el Barcelona en el clásico del sábado.

El nuevo entrenador blanco conoce las exigencias del club y, al contrario de lo que hizo Schuster el domingo, se mostró convencido de que el Real Madrid tiene que salir a ganar ante el Barcelona. "El Real Madrid no debe renunciar a la victoria en ningún estadio del mundo", declaró.

Una frase inadecuada y un despropósito

Günter Netzer, una de las viejas glorias del fútbol alemán y ex jugador del Real Madrid, no se sorprendió por el cese de su compatriota como entrenador del Real Madrid.

"Los clubes grandes tienen todos la aspiración de ganar todos los títulos posibles. Y el que como entrenador no lo logra, empieza a estar en peligro como responsable del plantel", dijo Netzer, actual empresario de derechos televisivos del fútbol en declaraciones que divulgó el portal en Internet del diario "Die Welt".

Netzer criticó asimismo la postura de Schuster al afirmar que su equipo no le podía ganar al Barcelona el fin de semana, por la Liga española. "Es algo que no puedo comprender. Esa frase es inadecuada y un despropósito", sentenció el centrocampista que con el Real Madrid ganó, a mediados de los años setenta, dos Ligas y dos Copas.

DW recomienda