1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

El Papa y los condones

Los editorialistas comentan la afirmación de Benedicto XVI de que los preservativos pueden empeorar la epidemia del sida.

default

Benedicto XVI: malas relaciones públicas.

Intolerable e irresponsable

Le Monde, Paris: “La afirmación de que los condones empeoran la epidemia de sida es intolerable e irresponsable. El predecesor del papa Benedicto XVI, Juan Pablo II, nunca lo dijo. En lugar de desarrollar la posición de la Iglesia, el actual Papa la ha congelado. Sus palabras reflejan un espíritu cerrado, no justificable tampoco como defensa legítima de los dogmas y la palabra de la Iglesia. El rechazo del condón no viene solo. Sigue al levantamiento de la excomunión de obispos de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X y de la condena a una madre de una niña en Brasil –con la aprobación del Vaticano– que había abortado luego de una violación y cuya hija estaba en peligro. Entre numerosos creyentes en todo el mundo crece el descontento. Por primera vez desde el comienzo de su pontificado, hace cuatro años, Benedicto XVI ha hablado explícitamente sobre el sida. El Papa dijo que el problema del sida no puede ser resuelto con condones y que, por el contrario, podría empeorar. Ahora bien, nadie ha afirmado que los condones sea la solución contra el sida. Pero afirmar que pueden empeorar la epidemia es inquietante e irresponsable.”

Menos carisma que su antecesor

Midi Libre, Montpellier: “A Benedicto XVI no le hacen bien los viajes. Recordemos sus palabras acerca de la disposición del islam a la violencia, que ensombrecieron su primera visita a Alemania. Y en su viaje a África, ese continente azotado por la epidemia del sida, las coronó. (…) Con gusto hubieran renunciado la comunidad cristiana y la Iglesia a nuevas declaraciones explosivas en relación con los temas de la sexualidad y la moral. Nunca creímos que el Papa fuera a apartarse de la doctrina católica. En cuanto a ese tema, sigue la línea de su predecesor, Juan Pablo II. Abstención, castidad, fidelidad. Pero en el caso de este Papa echamos de menos el carisma de su predecesor.”

Tener en cuenta las consecuencias

La Stampa, Turín: “Las declaraciones de Benedicto XVI de que el sida no puede superarse repartiendo condones, sino, todo lo contrario, éstos pueden empeorar el problema, han desatado una polémica internacional nunca antes vista (…) Hay que preguntarse por qué algunos países europeos han reaccionado tan vehementemente a las palabras del Papa. El no de Benedicto XVI a los condones fue criticado por dos Gobiernos que aprecian el papel del Papa en el mundo: el francés y el alemán. Ambos parecen exigir del Papa que tenga más en cuenta las consecuencias políticas de sus palabras, para evitar detener procesos que –si bien en reducidas dimensiones– son aportes para mitigar el sufrimiento en el mundo.”

DW recomienda