1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

El Papa Benedicto XVI en Cuba, en un "momento especial de su historia"

"Llevo en mi corazón las justas aspiraciones y legítimos deseos de todos los cubanos, dondequiera que se encuentren", dijo Joseph Ratzinger tras el discurso de bienvenida de Raúl Castro.

El Papa fue recibido por Rául Castro.

El Papa fue recibido por Rául Castro.

El papa Benedicto XVI aseguró al llegar a Cuba que apoya las "justas aspiraciones de todos los cubanos", durante su mensaje de saludo ante el presidente Raúl Castro en el aeropuerto de Santiago.

"Llevo en mi corazón las justas aspiraciones y legítimos deseos de todos los cubanos, dondequiera que se encuentren", dijo Joseph Ratzinger tras el discurso de bienvenida de Raúl Castro, en el que el líder cubano le aseguró el "afecto" y respeto" de Cuba.

"Momento especial de su historia"

El pontífice, que llegó desde México a la isla caribeña para una visita de poco más de 48 horas, se mostró asimismo confiado en el futuro de Cuba en este "momento especial de su historia". El gobierno de Raúl Castro lidera actualmente un paulatino proceso de reformas económicas con elementos de mercado.

El Papa comenzó su visita por la oriental ciudad de Santiago de Cuba.

El Papa comenzó su visita por la oriental ciudad de Santiago de Cuba, que hace semanas se preparaba para su llegada.

"Estoy convencido de que Cuba, en este momento especial de su historia, está mirando al mañana, y para ello se esfuerza por renovar y ensanchar sus horizontes, a lo que cooperará este inmenso patrimonio de valores espirituales y morales que han ido formando su identidad más genuina", agregó Benedicto XVI.

El papa no hizo sin embargo alusiones políticas de actualidad. Aunque mencionó brevemente al héroe nacional cubano José Martí, Joseph Ratzinger no habló directamente de la Revolución cubana ni de sus modelos político, económico o social.

Expectativas de diversos sectores

Esperada con grandes expectativas en varios sectores de la sociedad cubana, la visita de Benedicto XVI es seguida con especial interés sobre todo por la oposición y el exilio cubanos.

Ver el video 03:52

Expectativas cubanas ante la visita del Papa.

Mientras el gobierno espera que el papa condene el embargo económico de Estados Unidos, la disidencia pide que el papa aborde la situación de los derechos humanos en la isla.

El propio Benedicto levantó expectivas con críticas al modelo político marxista "que ya no responde a la realidad" apenas abordó el avión que lo debía trasladar el pasado viernes del Vaticano a México. Asimismo, ofreció la ayuda de la Iglesia para buscar "nuevos modelos" evitando posibles "traumas" y "a través del diálogo".

El gobierno cubano, por su parte, respondió "con respeto" defendiendo los logros de su modelo político y social y las "hondas convicciones" del pueblo cubano, regido desde hace más de medio siglo por un gobierno comunista.

Legado de Juan Pablo II

En su mensaje en el aeropuerto, Benedicto también recordó la visita de Juan Pablo II en 1998, la primera de un pontífice católico a la isla antillana. "No puedo dejar de recordar la histórica visita a Cuba de mi predecesor, el beato Juan Pablo II, que ha dejado una huella imborrable en el alma de los cubanos". La visita del papa polaco devolvió espacios a la fe católica en Cuba tras décadas de hostilidades entre la Iglesia y el gobierno de Fidel Castro.

"Su paso en la isla fue como una suave brisa de aire fresco que dio nuevo vigor a la Iglesia en Cuba, despertando en muchos una renovada conciencia de la importancia de la fe (...) al mismo tiempo que alumbró la esperanza e impulsó el deseo de trabajar audazmente por un futuro mejor", agregó.

Nueva etapa en las relaciones Iglesia-Estado

La Iglesia católica cubana se ha convertido en un importante actor social en la isla.

La Iglesia católica cubana se ha convertido en un importante actor social en la isla.

"Una de los frutos importantes de aquella visita fue la inauguración de una nueva etapa en las relaciones entre la Iglesia y el Estado cubano, con un espíritu de mayor colaboración y confianza", dijo también el papa alemán.

Pese a ello, agregó, "quedan muchos aspectos en los que se puede y debe avanzar, especialmente por cuanto se refiere a la aportación imprescindible que la religión está llamada a desempeñar en el ámbito público de la sociedad".

La Iglesia católica cubana se ha convertido en un importante actor social en la isla sobre todo tras la llegada de Raúl Castro al poder hace cinco años. La mediación de la jerarquía eclesiástica ante el gobierno ha alcanzado la liberación de más de una centenar de presos políticos en los últimos años. La llegada de Benedicto ha despertado expectativas en sectores sociales que esperan cambios en la isla. Pese a ello, el Vaticano destaca el carácter únicamente "pastoral" de la visita papal.

Fuente: dpa

Editora: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema