1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El nuevo rostro de Polonia

Mejorar las maltrechas relaciones con la Unión Europea después del gobierno de los gemelos Kaczynski es la prioridad del nuevo gobierno polaco bajo el liberal Donald Tusk, que aún tendrá que lidiar con uno de ellos.

default

El presidente polaco, Lech Kaczynski y el primer ministro, Donald Tusk, tras la entrega de la lista de figuras en el Gabinete del nuevo gobierno.


El nuevo gobierno de coalición bajo el primer ministro Donald Tusk, que tomó hoy posesión de su cargo, no la tendrá fácil. El presidente Lech Kaczynski anunció que hará uso más a menudo de su derecho de veto para defender los “intereses nacionales”. Kaczynski tomó juramento a los 17 ministros que componen el nuevo gobierno del liberal Donald Tusk, después de criticar días antes la conformación del futuro gabinete. Visiblemente indignado, Kaczynski dijo que el nuevo primer ministro tendría que haber consultado con él la selección de ministros, aludiendo sin mencionar su nombre, las manchas en el curriculum del futuro ministro del Exterior, Radek Sikorski, que lo descalifican para el máximo puesto diplomático.

¿Secretos de Estado?

Radoslaw Sikorski, Verteidigungsminister Polens

Radek Sikorski, al prestar juramento como ministro de Defensa, hace dos años.

No aclaró el presidente porqué el ex -periodista Sikorski pudiera ocupar la cartera de Defensa bajo el gobierno conservador de su hermano Jaroslav Kaczynski, pero no pueda ser jefe diplomático bajo el nuevo gobierno integrado por la alianza integrada por Plataforma Ciudadana (PO) y el Partido Campesino (PSL). La prensa polaca habla de un “secreto de Estado”. Supuestamente Sikorski pidió asilo político en la década de los 80 en Gran Bretaña, en donde estudió en la Universidad de Oxford, y al parecer trabajó para los servicios secretos británicos. Otros rumores lo vinculan con los servicios secretos comunistas. Entre tanto la fiscalía investiga al exministro de Defensa, supuestamente, por el delito de “traición a los secretos de Estado”.

En marzo del 2007 Sikorski se burló públicamente del jefe de las fuerzas militares polacas, Antoni Macierewicz, quien aseguró en un reporte que el norte de Afganistán es controlado por Rusia. Así las cosas ha sido un milagro que durante la toma de juramento a los ministros que integran el nuevo gobierno, el presidente polaco, Lech Kaczynski, haya confirmado en el cargo a Sikorski. Pero Tusk ha recibido un fuerte respaldo de Valdemar Pavlak, el jefe del Partido Campesino (PSL), que ocupará el cargo de vice primer ministro y titular de Economía.

Anna Fotyga Außenministerin von Polen

Con Ana Fotyga, Polonia se hizo fama de 'país de vanidosos y egoístas'.

Vanidosos y egoístas

"Bajo la canciller Ana Fotyga, primera mujer en ocupar el máximo cargo diplomático del país, Polonia se hizo fama de país de vanidosos y egoístas. Casi en todos los países vecinos se producían bostezos cuando Polonia anunciaba una visita de Estado", afirma el diario berlinés Die Tageszeitung. Polonia buscó un mayor pedazo del pastel comunitario con exigencias de mayores subvenciones ante Bruselas y la desafortunada propuesta sobre “raíz cuadrada o muerte”, con la que Varsovia quería tener casi tanto poder como naciones más pobladas como Alemania y Francia a la hora de tomar decisiones en el seno comunitario.

En todo caso, la prensa alemana pone en tela de duda si podrá Sikorski mejorar la imagen de Polonia en el extranjero. Como ministro de Defensa comparó el planeado gasoducto ruso- germano con el Pacto entre Stalin y Hitler de 1939, que condujo a la división de Polonia y al Holocausto. En este sentido, Sikorski, comparte el discurso incendiario de su predecesora.

Casado con la periodista estadounidense de origen judío y portadora del Premio Púlitzer, Anne Applebaum, Sirkorski trabajó como corresponsal de guerra para medios británicos. Pero su formación política quedó marcada entre los años 2002 y 2005 cuando trabajó en el American Enterprise Institute, uno de los centros neoconservadores más influyentes de Washington.

DW recomienda