El mundo hispanoparlante llora a Mario Benedetti | Cultura | DW | 18.05.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

El mundo hispanoparlante llora a Mario Benedetti

El mundo hispanoparlante llora la muerte del escritor uruguayo Mario Benedetti. Sobre todo España, en donde el escritor vivió en varias ocasiones y tenía amigos entrañables, está de duelo ante una pérdida irreparable.

default

Mario Benedetti durante una entrevista en Montevideo, Uruguay.

La noticia de su muerte provocó consternación en el mundo editorial, sobre todo entre los amigos y escritores que apreciaban al autor de Vivir adrede. Particularmente en España, en donde el escritor vivió en varias ocasiones desde la primera vez que llegó huyendo de la dictadura militar uruguaya, en 1978, la noticia caló hondo.

“Vivo con la pena de perder un amigo que no voy a poder volver a ver, cuando regrese a Montevideo no lo voy a encontrar y estos vacíos que me va creando la vida cada vez son más complicados de sobrellevar, a pesar de que uno entiende muy bien qué camino es este y que no hay otro”, manifestó al diario El País, el cantautor Joan Manuel Serrat, que musicalizó muchos versos del poeta, entre otros “El sur también existe”, que fue publicado en 1985, que aborda la injusticia entre el norte industrializado y el sur en desarrollo.

Memoria y libros parecen poco

El Premio Nobel de Literatura portugués José Saramago manifestó su pena en una columna especial publicada por el diario argentino El Clarín. “El dolor y la tristeza no se adormecerán tan pronto. Estaba Mario Benedetti y dejó de estar. (…) En el fondo queríamos creer que la lectura de los poemas de Benedetti, puesta a correr alrededor del mundo, haría retroceder a la muerte que le amenazaba. Mario perdió la batalla, nosotros, sus lectores, también. Restará la memoria, restarán los libros, pero, en este momento, memoria y libros casi nos parecen poco”, afirma el escritor portugués de 86 años.

Enseñanza de amistad

Su agente literario y amigo personal, Willie Schavelzon, evidentemente consternado, dijo desde su oficina en Barcelona, no estar de ánimos para comentar la muerte del escritor. Se le agradece sin embargo, el breve mensaje de despedida que redactó y que hizo llegar a esta redacción, que transcribimos a continuación:

"Hace ya 44 años que nos conocimos, jugando al pin-pon en un hotel en La Habana. Durante este largo tiempo anduvimos juntos, como tu editor en Argentina, en México y en España, luego como tu agente, y siempre como lector y como tu amigo. ¡Cómo extrañaré los 14 de septiembre de cada año, el día en que jugábamos a ver quién era el primero en llamar al otro para desearle feliz cumpleaños!. Tu vida ha sido una enseñanza de amistad y de ética; tu invariable posición frente a la vida y a la política ha sido un modelo para mí y para cientos de miles de lectores, que te seguimos queriendo, te seguimos leyendo y para quienes seguirás siendo siempre un ejemplo de humildad y coherencia intelectual. Me siento tan orgulloso de la amistad y la confianza que me otorgaste… Mario, ¡cómo te echaré de menos! El mundo, hoy más que nunca, necesita de gente como tú. Desde ahora, todos estaremos mucho más huérfanos. Con todo mi cariño y mucha tristeza, te despido con un gran abrazo".

Experiencia en el exilio

“Todo el pueblo uruguayo está de duelo”, dijo por su parte Olga Machado, uruguaya residente en Alemania desde 1973, cuando llegó proveniente de Chile, país en donde se había exiliado inicialmente huyendo de la dictadura militar uruguaya. Machado, quien conocía al escritor desde hace 50 años, escribió su propio testimonio sobre el exilio, que fue publicado en la novela “Primavera con una esquina rota”. “Nos pidió a distintos compañeros que escribiéramos sobre nuestro caso y entre capítulo y capítulo de la novela, contamos cómo salimos al exilio”, afirma. “Dormí muy mal”, dice Machado, que se enteró anoche por amigos, del deceso del escritor.

En los países hispanoparlantes es donde Benedetti es verdaderamente venerado. Su obra La Tregua, lleva más de cien ediciones. No así en Alemania, en donde su obra fue por primera vez traducida hace treinta años y actualmente prácticamente ha desaparecido en las librerías. "No ha habido gran interés por parte de los alemanes, no ha tenido el éxito que ha tenido en la lengua española", dice su agente literario Willie Schavelzon. El experto explica que eso seguramente se debe a que ha sido mal traducido, pues es muy difícil traducir poesía. Sin embargo en otros países europeos como Francia, Italia, Portugal, Grecia y hasta Turquía, su obra es leída y apreciada.

Autora: Eva Usi

Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda