1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

El misterio de las canas

A todos nos pasa: en algún momento de nuestras vidas, las canas hacen su aparición. Es nuestro destino. Ahora los científicos han descubierto por qué, y quizás con ello pueda conseguirse un remedio.

default

Una cana nueva para la colección...

Algunos lo encuentran atractivo, pero a la mayoría de nosotros (al menos por un tiempo), la emergencia de los primeros cabellos blancos nos provoca un shock. Cierto es que se puede teñir, pero las raíces desvelan el secreto tarde o temprano: el pelo también envejece.

Los científicos han descubierto por fin las causas de este fenómeno. En un estudio conjunto con colegas británicos, científicos de Maguncia han decodificado lo que ocurre en el plano molecular cuando un cabello pierde su color.

El malvado H2O2

La culpa del desastre la tiene el agua oxigenada, o H2O2, tan conocida por sus facultades decolorantes. Así lo afirma el profesor Heinz Decker del Instituto de Biofísica de la Universidad Johannes-Gutemberg, en Maguncia.

Ein Haar unter dem Elektronenmikroskop

Un cabello examinado en el microscopio.

“A lo largo de la evolución se han ido creando determinadas enzimas protectoras que han mantenido los niveles de concentración del agua oxigenada en pequeñas proporciones”, asegura Decker.

Una de estas enzimas protectoras es la llamada ‘catalasa’, que divide el agua oxigenada (H2O2) en sus dos inofensivos componentes: agua (H2O) y oxígeno (O2). No obstante, si la concentración de agua oxigenada es demasiado alta, puede atacar a la propia enzima.

En consecuencia, afecta a la formación de los pigmentos del cabello, a la melanina, y desactiva asimismo la enzima clave ‘tirosinasa’.

¿El fin de las cabezas grises?

Primero el cabello se torna gris, y al final se vuelve blanco. El pigmento falla desde las raíces hasta las puntas. ¿Es posible invertir este proceso? ¿Existe alguna pastilla o algún ungüento que contenga la enzima ‘catalasa’?

Ante esta pregunta, el profesor Decker se ríe. La cosa no es tan simple. “Una pastilla debe pasar por el estómago y después por el intestino, y además debe ser absorbida por las células afectadas”, expone el científico.

No menos complicado sería untar las enzimas por medio de ungüentos en el cuero cabelludo. Pero la industria de cosmética para el cabello está trabajando en ello. Incluso se han puesto en contacto con el mismo Decker, según cuenta el profesor, pero el Instituto de Maguncia se dedica ante todo a la investigación básica de las moléculas.

Professor Heinz Decker

"No se trata tan sólo de un problema cosmético", dice el Profesor Heinz Decker.

Más que un simple estudio de belleza

La cooperación con hospitales y la industria es particularmente importante para Heiny Decker, pues el estudio de las enzimas, que tiene influencia en la secreción de melanina, va mucho más allá de los simples problemas cosméticos.

Un ejemplo de aplicación práctica sería la terapia de la enfermedad de Vitíligo o leucoderma: “Se trata de una irregularidad en la pigmentación de la piel que provoca la aparición de puntos blancos, y se ve terrible”, admite Decker.

Un trastorno que no guarda ninguna relación con el albinismo, una enfermedad genética que provoca la ausencia total de pigmento. “Probablemente, la causa es una mutación de la tirosinasa mediante la cual la enzima originaria para la síntesis de la melanina queda inhabilitada”, dice el profesor.

Ante la exposición a los rayos solares, las personas con albinismo sufren quemaduras de forma extremadamente rápida, por lo que tienen más tendencia al cáncer de la piel. Además, su sentido de la vista es peor que en de las personas con síntesis de melanina sana.

Autora: Judith Hartl/ Lidia Aranda

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda