1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El gasto militar desciende en Latinoamérica

Es la única región, junto al África subsahariana, en la que se redujo el gasto en defensa respecto a 2015, según el informe del Instituto Sipri. A pesar de subidas en Colombia y Argentina.

Marine-Übung auf den Philippinen USA (picture-alliance/dpa/B.Marquez )

Marine estadounidense (derecha) durante unas maniobras conjuntas en Filipinas.

Estados Unidos incrementó sus gastos militares en 2016 un 1,7 por ciento (hasta los 611.000 millones de dólares, casi 570.000 millones de euros) tras cinco años seguidos de reducciones por la crisis económica y la retirada de tropas en Afganistán e Irak. La inversión militar estadounidense, que sin embargo se sitúa todavía un 20 por ciento por debajo del nivel máximo alcanzado en 2010, lo coloca a la cabeza mundial en cuestión de gasto militar, según el informe anual del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI) publicado este lunes (24.04.2017).

En general, el gasto en defensa aumentó en todo el mundo en un 0,4 por ciento hasta los 1,68 billones de dólares (1,57 billones de euros), cifra en la que Estados Unidos representa un 36 por ciento de la inversión total. Aun así, el incremento global está por debajo del uno por ciento registrado en 2015.

Un tercio corresponde a Estados Unidos

La lista del SIPRI sigue encabezada por Estados Unidos con casi el triple de fondos invertidos en el sector militar que su inmediato seguidor, China (con una estimación de 215.000 millones de dólares) y nueve veces más que el tercero, Rusia, que supera a Arabia Saudí debido a un fuerte aumento de gasto inesperado a finales de 2016. En los últimos años solamente China -con un aumento de un 118 por ciento- supera a Rusia en el incremento de sus inversiones militares -un 87 por ciento más-. 

En quinto puesto se sitúa la India con gastos de 55.900 millones de dólares, seguida de Francia y Reino Unido. Alemania se ubica en el noveno puesto tras incrementar su gasto el año pasado un 2,9 por ciento hasta los 41.100 millones de dólares. Mientras que en Asia y Europa aumentaron los gastos en defensa, cayeron en Latinoamérica y África -con la excepción del norte de África- pese a la presencia de numerosos conflictos. Tras alcanzar su punto máximo en 2013, la inversión militar en Sudamérica continúa a la baja por el ambiente de seguridad benigno, aunque contrastan los casos de Argentina y Colombia, con subidas del 12 y el 8,8 por ciento respectivamente.

Precio del petróleo

También redujeron sus fondos estimados a armamento en 2016 los países dependientes de la exportación de petróleo como Arabia Saudí. "La caída en los ingresos por petróleo y los problemas económicos vinculados al shock por el precio del crudo obligaron a muchos exportadores de petróleo a reducir el gasto militar", señaló en un comunicado el investigador del SIPRI Nan Tian.

Venezuela Präsident Nicolas Maduro (picture-alliance/Miraflores Press/)

La reducción de los ingresos procedentes del petróleo ha forzado a Venezuela a reducir sus gastos militares.

Otro país petrolero muy afectado fue Venezuela, donde la caída del gasto militar fue del 56 por ciento. También hubo notables descensos en el gasto en Ecuador (-13%), México (-11%) y Perú (-20%).  Por su parte, la crisis económica que atraviesa Brasil afectó asimismo a sus inversiones en el sector, aunque el país se mantiene entre los 15 con mayores gastos militares: cae del puesto 12 al 13, por detrás de Australia, con 23.700 millones de dólares. España ocupa a su vez el décimo séptimo puesto en la lista de países que más gastan en defensa, con 14.900 millones de dólares (13.890 millones de euros) en 2016.

Lejos del objetivo de la OTAN

El terrorismo, los conflictos y otras tensiones internacionales desembocaron en un aumento del gasto militar tanto en Estados Unidos como en Europa occidental, pero pese a ello solo pocos países alcanzan el dos por ciento del PIB que pide la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). En Europa occidental el aumento de defensa fue el año pasado de un 2,6 por ciento, pero fue en Europa central donde se dio el mayor incremento relativo.

U.S. Präsident Trump und NATO-Generalsekretär bei der Pressekonferenz am Weißen Haus (Reuters/J. Ernst)

El presidente estadounidense, Donald Trump, recibió en la Casa Blanca al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el pasado 12 de abril.

Sin embargo, solamente cuatro de los 27 países de la Alianza Atlántica que analiza el SIPRI cumplieron el año pasado con el objetivo del dos por ciento del PIB: Estados Unidos, Estonia, Francia y Grecia. Por el contrario, entre los que se sitúan más lejos están Alemania, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Holanda y España. Los miembros de la OTAN aprobaron ya en 2014 esta meta del dos por ciento del PIB. 

El presidente estadounidense, Donald Trump, instó a los países europeos en reiteradas ocasiones a aumentar sus inversiones en defensa y asumir así una responsabilidad mayor en el marco de la alianza. Los gastos serán un tema central de la cumbre de la OTAN que se celebrará en mayo.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda