1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El G7 ante una "difícil" cumbre en Taormina

La canciller alemana, Angela Merkel, fue la primera mandataria en llegar al teatro griego de la siciliana Taormina, donde los líderes del G7 se reúnen en su cumbre anual.

La canciller alemana llegó puntual, a las 11.30 hora local, de este viernes 26 de mayor de 2017, junto con su delegación. Antes que ella llegó el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. En el lugar ya se encontraba el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, anfitrión de la cumbre y presidente de turno del G7. Acto seguido llegó el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, con la chaqueta del traje al hombro y rodeado de numerosos agentes de seguridad, y a continuación por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

Más información: 

G7 de Finanzas, tras acuerdos fiscales internacionales

G7 de Finanzas acuerda incrementar la coordinación frente a los ciberataques
 

Después hizo acto de presencia el presidente francés, Emmanuel Macron, en solitario, que se estrena en esta cumbre junto con Gentiloni, la primera ministra británica, Theresa May, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Tras su llegada, posaron todos juntos, delante de sus respectivas banderas, entre las que se encontraba la de la Unión Europea, en la platea del teatro griego del municipio siciliano, dando así inicio de forma oficial a su cumbre anual.

Blindaje de Taormina

Durante el posado, los líderes apenas interactuaron, solo compartieron unas breves palabras y aparecieron serios. Rompió esta tónica el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, que sonrió y saludó a la prensa presente en el teatro. Minutos después de la foto, los líderes abandonaron el lugar, símbolo de este G7 y desde donde se contempla el volcán Etna, para dirigirse al cercano hotel San Domenico, donde tendrán lugar las sesiones de trabajo, hoy centradas en el terrorismo y en el comercio internacional.

El presidente de Estados Unidos, el último en llegar al lugar, no salió junto al resto de sus colegas, sino que salió más tarde. Se le pudo ver hablando con algunos de sus agentes de seguridad. El centro de la localidad costera de Taormina ha sido blindada para la ocasión, con casi mil militares custodiando sus calles y patrullando sus costas.

Rusia y el conflicto de Crimea

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, habló a su llegada en rueda de prensa e instó a la unidad al G7. Calificó esta cumbre será "una de las más difíciles" por las divergencias de sus miembros en algunos temas.

"La Unión Europea trabajará por la unidad y hará todo lo posible para llegar a un acuerdo. No hay duda de que es uno de los G7 más difíciles", dijo el político polaco, que compareció junto al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker. Tusk expresó su deseo de que el G7 muestre "unidad" y se salde con "una postura a favor" de las sanciones a Rusia por el conflicto en Crimea.

MS (efe/dpa)

 

DW recomienda