1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El eterno debate en torno a los refugiados

Desde hace dos años, la cuestión de los refugiados domina los titulares. Y no parece que vaya a dejar de hacerlo, porque se evitan las cuestiones más espinosas, mientras los traficantes de personas se frotan las manos.

El olor que proviene del cementerio es insoportable. En las inmediaciones hay una refinería y el viento se encarga de extenderlo. Era el único pedazo de tierra asequible, explica a DW Saddeq Jiash, de la Media Luna Roja. Muchos libios no quieren que los migrantes sean enterrados en sus cementerios. El trabajo de Jiash es enterrar a quienes mueren tratando de llegar a Europa. Lleva más de 1.500, muchos en fosas comunes. "En realidad, tendríamos que hacer todo mucho mejor", se excusa. Pero hay que ser pragmático. Sólo este año, 2.000 personas ya se han ahogado en el camino hacia Europa.

Más información:

Rescatan a 906 inmigrantes a la deriva en el Mediterráneo

En el mundo hay 65,6 millones de refugiados

Los traficantes se benefician del fracaso político

Para Karl Kopp, de la organización alemana de derechos humanos Pro Asyl, las muertes en el Mediterráneo son el "capítulo más triste" de la "erosión Europea". Una erosión que comenzó incluso antes de la crisis de refugiados. Y el contrabando se aprovecha de ella: un negocio que mueve quinientos millones de euros al año. Los traficantes de personas prometen a los migrantes llegar a Europa.

Libyen- Flüchtlinge Mittelmeer (DW/J.-P. Scholz)

El descanso eterno: Siddeq Jiash, de la Media Luna Roja, busca sitio para enterrar a los refugiados muertos.

"Desafortunadamente, las soluciones no son tan simples como quisiéramos", dice Guntram Wolff del grupo de reflexión europeo Bruegel. Pero sin un debate abierto sobre las cuestiones más incómodas y las deficiencias estructurales de la política migratoria, según muchos observadores serán aún más complicado.

Hecho 1: Europa, una solidaridad disfuncional

Ya en los años noventa, Europa trató unificar una sola ley de asilo. Pero una y otra vez fracasa por la falta de voluntad política de algunos Estados miembros y la falta de autoridad de la Comisión Europea. "Porque llega un Orban [primer ministro húngaro] y dice 'me da igual la legislación europea, nunca voy a ser sancionado", subraya Kopp. Para el investigador de migración Oliviero Angeli de la Universidad de Dresde, los países fuertes tampoco cogen más refugiados. "Los gobiernos tienen demasiado miedo de sus propios votantes", explica.

Hecho 2: En Alemania, se les niega el derecho de asilo

"Tenemos un sorteo europeo, pero también uno interno", dice Oliviero Angeli. Las posibilidades de asilo en Alemania dependen de en qué región se hizo la petición. El activista de derechos humanos Kopp ve por un lado fallos en los procesos de asilo, con funcionarios poco preparados y desbordados. Pero por otro lado, una motivación política. "En 2015 el porcentaje de refugiados afganos era el 70% y en dos años ha bajado a menos del 50%, cuando la violencia en el país está aumentando, tiene que haber algún otro motivo", dice. Para él, se ha separado en refugiados de primera y de segunda clase: ahora los sirios son los "auténticos" refugiados.

Hecho 3: Muchos refugiados no tienen derecho a protección

"Las personas que huyen de la guerra, el terror y la persecución" se lee una y otra vez. Sin embargo, la mayoría de estimaciones coinciden en que alrededor de la mitad de los refugiados emigran por motivos económicos, sobre todo en África occidental. Según los criterios de la Convención de Ginebra, no tienen derecho a un estatus de protección. Lo intentan, muchas veces falseando los datos. Algunos autores remarcan que en sus países de origen también se vulneran los derechos humanos.

Hecho 4: No podemos resolver el problema en los países de origen

"Tenemos que luchar contra las causas de la migración en su origen", se repite también una y otra vez. Pero es un enfoque que requiere de décadas. Los estudios muestran que, con el desarrollo económico, sique creciendo la emigración. Porque la renta per cápita debería aumentarse en unos utópicos 8.000 o 9.000 euros. Y, en segundo lugar, habría que contar con la élite política de esos países. A pesar de lo que digan, no están dispuestos a desalentar la emigración. "Tienen especial interés en mantener el status quo y en dejar que la juventud enfurecida abandone el país", dice el economista Wolff. Sin olvidar las enormes cantidades que suponen las remesas para esos países.

Libyen- Flüchtlinge Mittelmeer (DW/J.-P. Scholz)

Cementerio para refugiados en las cercanías de Saratah, en Libia.

Se necesitan más canales legales de migración

¿Qué se puede hacer para escapar de esta situación? Casi todos los expertos señalan que sólo una combinación de medidas puede ayudar: combatir efectivamente a las bandas criminales, olvidar las luchas políticas en Europa y compartir el esfuerzo. Y también reflexionar sobre nuevas formas de emigración legal. Europa necesita más canales para la inmigración regular que el que puede suponer el sistema de asilo y los poco realistas y mal utilizados requisitos de alta cualificación.

Según Wolff hay que pensarlo cuidadosamente. "Estoy abierto a una mezcla de diferentes medidas", dice el experto. Que irían desde cuotas humanitarias hasta una lotería. "Sólo con lograr abrir canales de migración legal, estaremos socavando el modelo de negocio de las bandas criminales y combatiendo la miseria en el Mediterráneo". Con esto, probablemente, también estaría de acuerdo Siddeq Jiash, de la Media Luna Roja. A pesar de ahorrar espacio con las fosas comunes, su cementerio hace tiempo que ha llegado al límite de su capacidad.

DW recomienda