1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

El escándalo Volkswagen es mayor de lo informado

Volkswagen habría admitido que los vehículos trucados para ocultar el nivel de sus emisiones eran todos los modelos de las marcas Volkswagen y Audi equipados con motores diesel de 3 litros de los modelos 2009 a 2016.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) dijo este viernes (20.11.2015) que el escándalo de los motores de Volkswagen (VW) es mayor de lo inicialmente denunciado, después de que el fabricante alemán reconociera el trucaje de todos los motores diesel de tres litros desde los modelos 2009. La EPA dijo que la nueva información fue comunicada por la compañía durante una reunión que Volkswagen mantuvo ayer jueves con la agencia medioambiental.

Ver el video 01:31

Volkswagen, obligada a ahorrar por el escándalo

En la reunión, Volkswagen habría admitido que los vehículos trucados para ocultar el nivel de sus emisiones contaminantes eran todos los modelos de las marcas Volkswagen y Audi equipados con motores diesel de 3 litros de los modelos 2009 a 2016. Inicialmente, EPA había acusado a VW de instalar un software ilegal que oculta las emisiones reales de los motores diesel de la compañía alemana en unos 10.000 vehículos de las marcas Volkswagen y Audi de tres litros. Los modelos afectados corresponderían a los modelos 2014 a 2016.

El software es el mismo que VW habría instalado en 482.000 vehículos vendidos en Estados Unidos y equipados con motores diesel de 2 litros y cuya instalación fraudulenta fue denunciada por la EPA en septiembre de este año, desencadenando el escándalo que afecta mundialmente al fabricante alemán. Tras la nueva revelación, todavía no se sabe cuántos vehículos del Grupo Volkswagen estarían afectados por el fraude, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo. EPA dijo en un comunicado que seguirá investigando y tomará todas las medidas pertinentes.

Recorte de inversiones

Por su parte, el gigante automotor alemán anunció hoy en Wolfsburgo que limitará sus inversiones hasta un máximo de 12.000 millones de euros en 2016, para hacer frente a los gastos derivados del escándalo de la manipulación de emisiones en millones de sus autos. "No cometeremos el error de ahorrar a costa del futuro", dijo el presidente de la compañía, Matthias Müller, tras una reunión con el consejo de vigilancia de la automotriz en su sede de Wolfsburgo.

Con la medida anunciada hoy, el volumen de inversión en bienes de equipo se reducirá en 1.000 millones de euros respecto a la media de estos gastos en los últimos años. Es un recorte moderado. Casi la mitad de estas inversiones se quedan en plantas alemanas.

MS (efe/dpa)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema