1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania Hoy

El escándalo de Volkswagen, una tragicomedia en las redes sociales

Entre la broma y la reflexión, usuarios de Twitter en todo el mundo reaccionaron con vehemencia al escándalo de manipulación por parte del consorcio VW.

El escándalo por la manipulación de los niveles de emisiones contaminantes en autos Volkswagen en Estados Unidos es seguido con atención por usuarios de las redes sociales. En México, el hashtag #Volkswagen se mantuvo buena parte del día como una de las principales tendencias de Twitter. En Alemania, como es lógico, la lluvia de reacciones fue interminable.

El periódico económico Handelsblatt fue uno de los que más atención prestó a la noticia y a sus secuelas.

“Volkswagen y el escándalo de emisiones: la acción se derrumba”, dice el rotativo.

El comediante alemán Harald Schmidt aprovecha para poner el dedo en la llaga:

“Más manipulaciones en Volkswagen: aparentemente el Golf en realidad es un Ténis”

Esta empresa propuso incluso un nuevo logo para Volkswagen. En tono humorístico, sugirió cambiar el nombre a “Auto tóxico”

Otra usuaria de Twitter cuestionó con sorna el supuesto perfeccionismo alemán:

“¿No quieren un 'escarabajo' hecho en México? Estos aún no están contaminados con tóxicos”.

En el afán de tomar a broma el asunto, esta cuenta humorística de Twitter recuerda otros escándalos de manipulación en corporaciones alemanas:

“#Volkswagen manipula valores de emisiones en Estados Unidos… la ADAC y el Deutsche Bank están consternados”

En México, este comunicador siguió las incidencias internacionales del caso:

Venezuela también le prestó atención:

En Chile se informó con interés:

En Estados Unidos, esta periodista de negocios criticó ácidamente a VW:

“Fahrvergnügen: la palabra en alemán para 'diversión al conducir' o 'tramposos y mentirosos'”.

Finalmente, esta gráfica del diario alemán Tagesspiegel es más que elocuente:

Al momento de escribir este artículo, ni en Alemania ni en Estados Unidos había reaccionado VW por Twitter al escándalo.

DW recomienda