1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

El debutante

Breno Vinicius Rodrigues Borges, la contratación más destacada del invierno en el fútbol alemán, jugará esta noche por primera vez un partido oficial con su club, el Bayern Múnich.

default

Breno, con la camiseta del Sao Paulo FC: zapatos nuevos en el Múnich.

El debut del joven defensor central brasilero de 18 años será por lo grande, en la ronda de octavos de final de la Copa UEFA en el partido de vuelta contra el Anderlecht de Bélgica. Breno está motivado y el encuentro es su mejor oportunidad para mostrarle a la afición por qué el Bayern pagó 12 millones de euros por el pase.

Guayos nuevos

Breno, quien el día anterior al partido tuvo la oportunidad de dormir hasta pasado el mediodía, no está nervioso por la responsabilidad de jugar por primera vez junto a su compatriota y capitán de la selección del Brasil Lucio. Muy por el contrario, "está tranquilo, con la cabeza clara y muy contento de por fin poder jugar" le contó su padre, Claudio Borges, a DW-WORLD.

Y como en todo debut que se respete el joven talento estrenará vestuario, no sólo uniforme, también los guayos: "él jugará con zapatos nuevos, en ellos está impreso su nombre junto a un símbolo del Brasil con los colores del país".

El señor Borges reveló que la noche sería para Breno perfecta si logra anotar un gol en su primer partido pero advirtió que su hijo tendrá que ajustarse a las órdenes tácticas del entrenador. "A él le gusta mucho sumarse al ataque, en Brasil era fácil porque usualmente se juega sólo con tres zagueros, aquí tendrá que esperar a que se presente la ocasión propicia para irse hacia delante".

Rezar por el enemigo

El brasilero es un futbolista muy religioso y creyente, por eso ha hecho de sus oraciones antes del partido un ritual para la buena suerte.

Según le dijo el señor Borges a DW-WORLD, Breno reza en el camerino por él, por su equipo, por la victoria y porque el público disfrute de un buen espectáculo y el partido sea bueno. "Breno también reza por el rival, para que todo salga bien y no haya ningún lesionado, además antes de pisar la cancha se hecha la bendición".

Las oraciones del defensor quizás también estarán dedicadas a alcanzar un cupo en el plantel titular del Bayern, lo cual hasta ahora es bastante difícil pues el juvenil jugador tiene por delante a los experimentados Martín Demichelis y Lucio.

Su padre, quien junto a su esposa María seguirá con atención este debut de Breno en el fútbol alemán y europeo en la tribuna de honor del estadio Allianz Arena en Múnich, confía en que pronto su hijo será parte del plantel principal del Bayern.

"Esta es la oportunidad por la que hemos esperado ya largo tiempo, él va a mostrar lo que puede. Su madre y yo estamos muy contentos y orgullosos, él también está feliz de poder jugar", concluyó el señor Borges.

DW recomienda