1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

El Coyote y los 'correcaminos' en la Berlinale

Para muchos, Estados Unidos es la ‘tierra prometida’. Pero llegar allí cuesta... a veces hasta la vida. El documental Coyote, presente en la sección Panorama de la Berlinale, muestra la odisea de tres centroamericanos.

default

Chema Rodríguez filmó la odisea de los inmigrantes ilegales.

El director español Chema Rodríguez vino hace dos años al Festival de Cine de Berlín con una película sobre unas prostitutas guatemaltecas que formaban un equipo de fútbol. Con este largometraje, “Las estrellas de la línea”, ganó el segundo premio del público en la sección Panorama. Ahora Rodríguez apuesta nuevamente al tema de la denuncia social con su documental Coyote, término que reciben los traficantes de indocumentados.

El Coyote de este documental se vale de algunos trucos para llevar a México a dos mujeres y a un adolescente provenientes de Guatemala. Los viajeros tendrán nuevos nombres y profesiones que memorizar, así como también deberán incluir en sus cabezas el himno nacional. Sin embargo la policía de inmigración está al acecho y la deportación puede venir en cualquier minuto. Los miembros del equipo de la película hicieron el trayecto completo con los 3 emigrantes y el rufián. DW-World conversó con el realizador.

DW-WORLD: ¿Cómo ha sido la reacción del público en la Berlinale y de la crítica?

Chema Rodríguez: Buena. La sala estaba llena y la gente parecía muy interesada. Coyote es una película emocionante en la que se ríe y se llora por igual. Estamos muy felices con el resultado porque cumplimos con nuestros objetivos.

Según supe fue uno de los propios coyotes el que les dio la idea de hacer el filme ¿Por qué accedieron a su propuesta?

Simplemente porque tener la oportunidad de que un coyote acceda a rodar su trabajo, y sobretodo un coyote con las características de este hombre que era un personaje muy particular, pues verdaderamente era una oportunidad única.

¿Fue una película sencilla de rodar?

No. Todo el viaje fue por tierra desde Guatemala hasta Estados Unidos y cruzando por México. Fue muy complicado, porque había que estar constantemente esquivando a los asaltantes o a la policía mexicana que cobra las mordidas (sobornos). Fue un mes en el que estuvimos viviendo , durmiendo, comiendo con ellos, así que las mismas dificultades que tuvieron los inmigrantes, las tuvimos también nosotros.

Entonces fue una verdadera odisea para ustedes también ¿No tenían miedo de los peligros que se les pudieran presentar en el camino?

No, miedo es algo que se tiene después que ha pasado la cosa. Mientras estás en el trabajo no tienes miedo. Viene después que te das cuenta de las cosas que has hecho.

Desp ués de la experiencia vivida ¿Cree que vale la pena para los desesperados inmigrantes dejar su país y embarcarse en un viaje incierto y no exento de riesgos?

Depende de las circunstancias de cada uno. Creo que, de los 3 inmigrantes que iban con nosotros, a dos no les merecía la pena, pues la vida que tenían detrás era mucho más interesante que la que podían encontrar por delante. Sin embargo, en otros casos sucede lo contrario.

Una de las cosas interesantes de esta investigación es que detrás de la inmigración no siempre hay una motivación estrictamente económica. Es una de las cosas que se ve claramente en esta película. La motivación económica es una de las motivaciones, pero no siempre la más importante. De los 3 inmigrantes nuestros, una lo hacía por una situación personal de despecho, de reacción contra los malos tratos de su marido, del que quería huir.

Un coyote cobra 4.000 euros por hacer pasar a la gente de un lado a otro, ¿No le parece injusto que los traficantes se aprovechen de la necesidad de los inmigrantes y hagan negocio con sus sueños de llegar a la tierra prometida?

Es como si me preguntaras si me parece mal que exista la mafia. Pues claro que me parece mal. Cómo me va a parecer bien. Pero son cosas que lamentablemente existen, que están allí.
En todo caso yo trato de no juzgar ni a los coyotes, ni a los inmigrantes, ni a nadie. Yo sólo hago mi trabajo que es contar las historias y trato de no juzgar. El hecho del tráfico ilegal está provocado fundamentalmente por una legalidad que son las dificultades que ponen el gobierno norteamericano y el gobierno mexicano. Eso hace que se encarezca mucho. Si los inmigrantes no tuvieran que pagar las mordidas que hay en cada centro de control, pues el viaje sería mucho más barato.

Al final solamente uno de cada cuatro inmigrantes logra llegar a los Estados Unidos. Muchos mueren en el intento. Es un precio bastante alto el que deben pagar los inmigrantes por escapar del país.

Bueno, los 4000 mil euros sólo los pagas si consigues pasar la frontera, no antes. El Coyote lo intenta varias veces hasta que lo consigue. Eso sí que de los 500.000 emigrantes que intentan pasar la frontera sólo lo logran 150.000.

Respecto a la situación de los inmigrantes en España, se puede observar que allí también hay muchos latinos ilegales ¿Qué piensa de la gran ola de latinoamericanos? ¿Deberían cerrarse las fronteras también para ellos?

A mí me resulta muy interesante y muy agradable esta inmigración de latinoamericanos, marroquíes o rumanos. A mí me gusta que España se esté convirtiendo en un territorio multicultural. Me parece muy enriquecedor desde el punto de vista cultural y social y me gustaría que no hubiese tanta barrera.

¿Pero no aumenta también así la criminalidad?

Eso es un mito. La cuota de criminalidad es muy similar a lo que era antes del proceso migratorio. Lo que pasa es que antes los criminales eran españoles y ahora son latinoamericanos. El 99 por ciento de los inmigrantes viene a trabajar y a ganarse la vida de la manera más digna posible.

Por otro lado, hay que preguntarse hasta qué punto se pueden manejar las fronteras abiertamente y libremente. Lo que me gustaría es que hubiese libertad de movimento y que cada uno pudiera vivir donde quisiera, pero eso es un mundo ideal. La realidad es que Europa y Occidente se protegen de estas olas migratorias

¿Seguirá en la línea de denuncia social?

No, ahora estoy preparando una película de ficción. Una historia de un viaje en tractor con el mundo de las ONGS y la corrupción que existe dentro del mundo de la cooperación.

DW recomienda