El ″corte de manga″ de la socialdemocracia alemana | Alemania | DW | 13.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

El "corte de manga" de la socialdemocracia alemana

Mientras su rival socialdemócrata da que hablar por un “corte de manga”, la canciller alemana, Angela Merkel, enfrenta este domingo en comicios regionales de Baviera prueba clave antes de las elecciones generales.

El rival socialdemócrata de Angela Merkel en las próximas elecciones del 22 de septiembre, Peer Steinbrück, parece haber ganado una ligera ventaja, de acuerdo con un sondeo llevado a cabo por la emisora ARD. Pero pasó a ocupar los titulares no por ese resultado, sino por haber hecho un corte de manga y haber gesticulado mostrando su dedo medio en una entrevista al suplemento del periódico Süddeutsche Zeitung.

Steinbrück quiso, según el periódico, sacudir una campaña hasta ahora anodina y recortar los más de 15 puntos que lo separan de la canciller ante las elecciones del 22 de septiembre posando en la portada de esa revista semanal con expresión desafiante y haciendo un corte de mangas.

El diario explicó en un blog que se tomó cuando Steinbrück participaba en una "entrevista sin palabras", en la que el entrevistado responde a las preguntas únicamente con gestos. Ante la consulta por los diversos apodos que se ganó en una campaña accidentada -entre ellos "Peerlusconi"-, Steinbrück respondió con la inesperada pose, abriendo la boca y mostrando el dedo medio a la cámara.

"No veo ningún problema en eso. ¿Por qué tendría que ver un problema?", comentó el portavoz de Steinbrück, Rolf Kleine, en declaraciones a la web del semanario Der Spiegel.

Merkel, ante elecciones clave en Baviera

"Es la etapa reina antes de las generales", afirma Alexander Dobrindt, secretario general de la Unión Social Cristiana (CSU), la rama bávara de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), que gobierna Baviera, el próspero estado del sur de Alemania desde hace 56 años.

Las encuestas indican que la CSU recuperará la mayoría absoluta que perdió en 2008, cuando obtuvo el peor resultado histórico y tuvo que aliarse con los liberales del FDP tras más de medio siglo de hegemonía en solitario.

También Merkel es favorita para los comicios generales, con entre 39 y 40 por ciento en las preferencias electorales para su CDU, presente en los otros 15 estados alemanes. Sin embargo, los analistas advierten del peligro que encierran estos comicios para la canciller. Por un lado, los bávaros tendrán que acudir dos veces a las urnas en una semana, lo que podría traducirse en una menor participación electoral a nivel nacional.

Los institutos demoscópicos ubican a la CSU liderada por el primer ministro Horst Seehofer entre el 47 y 48 por ciento, más de lo que conseguirían las otras cuatro agrupaciones representadas en el hemiciclo de Múnich.

Menos factible parece un cambio de timón a cargo del opositor Partido Socialdemócrata (SPD), aún cuando el adversario de Seehofer, el alcalde de Múnich, Christian Ude, es una figura muy popular. Estas expectativas tan bajas podrían resultar beneficiosas para el rival socialdemócrata de Merkel, Peer Steinbrück, quien está muy por detrás de la canciller en la intención de voto, pero ganó terreno los días posteriores al único debate televisivo que los enfrentó.

CP (dpa, afp)

DW recomienda