1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

El Consejo de Europa contra el creacionismo

Dios creó el mundo y sobre él todas las cosas, creen los creacionistas. La propagación de estas ideas supone un peligro, opina el Consejo de Europa en una resolución, para los niños, la democracia y los derechos humanos.

default

Dios creó al hombre, a su imagen y semejanza.

“En el principio, Dios creó los cielos y la Tierra. La Tierra estaba desordenada y vacía, las tinieblas cubrían el abismo, y el Espíritu de Dios iba y venía sobre la superficie de las aguas. Y dijo Dios: '¡Hágase la luz!' Y la luz se hizo.”

Así comienza, para quienes defienden el creacionismo, la verdadera historia del Hombre. Como la raíz latina de la que se deriva su nombre, creare, los seguidores de esta ideología rechazan la teoría de la evolución: Dios creó el mundo en seis días, tal y como narra la Biblia.

Con 48 votos a favor y 25 en contra, el Consejo de Europa ha condenado la extensión de los principios creacionistas en las escuelas europeas.

En las escuelas de Europa

Die Gutenberg Bibel

Creacionistas: sólo la Biblia va a misa.

“Y dijo Dios: 'Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y tenga dominio sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, y sobre todo animal que se desplaza sobre la tierra'."

Los creacionistas no creen en la selección natural, sino en una selección divina de la que el diluvio universal es un ejemplo. Existen demasiadas especies y éstas son demasiado diversas para que la explicación de Darwin sea factible, opinan. Sólo un dios puede ser responsable de un mundo tan complejo.

Charles Darwin Symbolbild

Charles Darwin, padre de las teorías evolutivas que niegan los creacionistas.

“Algunas personas piensan que este fenómeno sólo afecta a Estados Unidos […] y por lo tanto no es tarea del Consejo de Europa ocuparse de esta cuestión. No es ese el caso. Todo lo contrario: es de crucial importancia que nuestros 47 miembros tomen las precauciones necesarias”, escribe el socialista francés Guy Lengagne en el informe presentado al Consejo.

Ciertamente, el creacionismo tiene su origen en Estados Unidos y en este país se concentran la mayor parte de sus seguidores. Sin embargo, Lengagne y su colaboradora, la parlamentaria liberal Anne Brassuer, han descubierto, y enumerado por países, casos en los que la corriente religiosa ha alcanzado a centros de estudio europeos, como a varias escuelas en el Estado alemán de Hesse o algunos libros difundidos en la Universidad de Barcelona.

Ciencia por religión

“Dijo además Jehovah Dios: 'No es bueno que el hombre esté solo, le haré una ayuda idónea' […] y de la costilla que Jehovah Dios tomó del hombre, hizo a la mujer.”

Menschliches Skelett im Vergleich zum Menschaffen

¿Del mono al Hombre sin pasar por Dios? Imposible para un creacionista.

“La negación de las teorías evolutivas puede observarse cada vez con más frecuencia en el sistema educativo. Los creacionistas quieren que sus ideas formen parte del saber impartido en las clases de ciencias naturales”, se lee en la resolución aprobada, “el Consejo de Europa hace un llamamiento a combatir el creacionismo en las escuelas y a que los conocimientos científicos sean transmitidos de un modo más sencillo y atractivo”: es el apelativo.

Existen diversas ramificaciones dentro del creacionismo, pero en principio todas ellas son contrarias a la estricta separación entre religión y ciencia. La religión, en tanto que narración verdadera y fidedigna de los hechos, es para los creacionistas la única ciencia posible. El principio asusta al Consejo: “los maestros creacionistas pueden generar en las mentes de los niños una peligrosa mezcla entre religión y creencias, por un lado, y ciencia por el otro”, advierte el documento.

El creacionismo original procede del cristianismo. Por lo general, sus seguidores son protestantes extremadamente ortodoxos, pero también entre los musulmanes hay creacionistas y, como ha comprobado el Consejo, las escuelas turcas no escapan a su influencia.

El creacionismo y la extrema derecha

Katholische Kirche Symbolbild Bibel

Más que una creencia: también vínculos políticos.

Sin embargo, no sólo la vertiente religiosa preocupa al gremio europeo. “Si no tenemos cuidado, el creacionismo puede convertirse en un peligro para los derechos humanos”, dice la resolución, “la lucha contra las teorías evolutivas y quienes las combaten proceden del extremismo religioso y están estrechamente relacionados con movimientos políticos de extrema derecha.”

"El creacionismo tiene poder político", y representa una amenaza para la democracia porque desearía verla sustituida por un sistema teocrático.

Enumerados todos estos motivos, y muchos más en el largo informe de Lengagne y Brassuer, el Consejo de Europa ha logrado sacar adelante una condena que en junio frustró por la oposición de los cristianodemócratas al anterior borrador. También de este grupo proceden ahora los votos en contra. “Prohibir estas teorías es el camino equivocado. Discutirlas sería mucho más efectivo”, opina el conservador alemán Axel Fischer.

“El séptimo día, Dios había terminado su obra, y descansó.”

DW recomienda