1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

El cine mexicano en tiempos de Trump

La industria cinematográfica mexicana ha llegado a Berlín para estrechar alianzas con Europa y el mundo, y transformar las amenazas de Trump en una oportunidad. México es "País en foco", en el Mercado Europeo de Cine .

"Mi relación con la Berlinale tiene muchos años. Ese fue el primer festival internacional de cine que visité. Era 1979 y se presentaba Deer Hunter, de Michael Cimino", recuerda Jorge Sánchez, director del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE).  Desde entonces, Sánchez ha tenido un vínculo estrecho con el Festival Internacional de Cine de Berlín y con su director, Dieter Kosslick, "que es un alemán brillante con espíritu latino", bromea el productor de más de veinte películas, entre ellas, Cabeza de Vaca, de Nicolás Echeverría, Lola y Danzón, de María Novaro.

Deer Hunter es recordada como la primera película que provocó una crisis política en el Berlín dividido de los años setenta. Todos los emisarios del bloque soviético se retiraron del festival en señal de protesta contra una cinta que fue considerada como una afrenta a Vietnam. Desde entonces ese evento alemán se ha consolidado como uno de los festivales más politizados del mundo. Y este año no será la excepción. Muchas miradas están puestas sobre el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien se ha mostrado particularmente hostil hacia su vecino del sur, México.

 "Es un momento muy especial y complejo para México, considerando todo lo que está pasando en Estados Unidos. Pero tener al cine mexicano reconocido por el Mercado  Europeo de Cine es muy importante, sobre todo para los productores y creadores", destaca Sánchez. Aunque el funcionario reconoce que los cineastas mexicanos pueden resultar afectados, recuerda que la industria del cine hollywoodense tampoco cuenta con la simpatía del nuevo ocupante de la Casa Blanca.

"Hollywood es una fuerza económica gigante que tiene la capacidad de transmitir el sueño del estilo de vida americano, lo que provoca que vayan más migrantes a buscar un mejor futuro en ese país", destaca.

El director del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), Jorge Sánchez

El director del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), Jorge Sánchez.

México: "País en foco", del Mercado Europeo de Cine

México es el centro de atención. El país ha sido acogido en la edición 69 de la Berlinale en un espacio que tiene estreno: es "País en foco" del Mercado Europeo de Cine (EFM) con motivo del año dual México-Alemania. A Berlín ha llegado una delegación de más de cuarenta figuras destacadas de la comunidad cinematográfica, que buscan hacer alianzas y mostrar una cinematografía vital y diversa.

 "Ahora que el señor Trump quiere renegociar con México el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), habría que sacar al cine mexicano, que no se protegió; éste se abrió al cien por ciento", dice por su parte la productora Mónica Lozano, directora de Alebrije Cine y Video.  Lozano destaca que el cine estadounidense tiene una posición hegemónica a nivel global. "El consumo es de alrededor de un 98 por ciento en casi todos los mercados, con excepciones en países como Gran Bretaña, Brasil o Francia, que han tomado medidas para proteger a su cinematografía. No como México que incluyó a la cultura en el TLCAN".

Lozano es una reconocida productora mexicana que tiene en su haber la película más taquillera en la historia del país y del mundo hispanoparlante: No se aceptan devoluciones, de Eugenio Derbez, una cinta de bajo presupuesto que recaudó más de 99 millones de dólares. La productora mexicana destaca que México es el cuarto mercado mundial por venta de taquilla y ocupa el décimoprimer lugar por volumen de ingresos debido a que las entradas tienen un costo más reducido que en otros países.

Lozano destaca que es su primera visita a Berlín y ha venido a mostrar otra cara de su país. "México es percibido con base en una serie de clichés desfavorables; como un país de delincuentes, de narcotraficantes... Yo quiero mostrar que somos una sociedad muy vital con una cultura ancestral maravillosa”, dice, aunque reconoce que las estructuras gubernamentales se han visto permeadas por la corrupción, que hay impunidad y que no se aplican las leyes.

Mónica Lozano, fundadora y directora de Alebrije Cine y Video

Mónica Lozano, fundadora y directora de Alebrije Cine y Video.

México: infierno y paraíso

De esa realidad ambivalente hablan las películas que han llegado al festival. Entre la lluvia de cintas en las distintas secciones de la Berlinale y en el Mercado Europeo de Cine figuran dos que ya han sido mostradas a la prensa y la crítica especializada.

La libertad del diablo, de Everardo González, documenta la violencia y la supuesta lucha contra el crimen organizado que ha dejado más de 100.000 ejecutados y más de 300.000 víctimas indirectas, familiares de desaparecidos, que se exhibe en la sección Berlinale Special. Tesoros, de María Novaro, que será estrenada en Generation K-Plus, para un publico infantil y adolescente, relata la búsqueda de un tesoro escondido por piratas británicos emprendida por grupo de niños que vive con sus familias en Barra de Potosí, Guerrero, un paraíso en el Pacífico mexicano que nada tiene que ver con las historias de violencia que saturan al público europeo.

Entre los diez productores invitados a Berlín figura, además de Mónica Lozano, Jaime Romandía, fundador de Mantarraya Producciones, que se ha dedicado a promover el cine independiente y de autor. "Es una gran experiencia estar aquí y hablar de los proyectos que traemos”, dice Paola Arriaga, representante de la productora. Aunque la empresa es una asidua visitante del Mercado Europeo de Cine, es la primera vez que cuenta con un espacio, llamado Popup Office, en la sede del Mercado Europeo de Cine, en el Museo Martin Gropius Bau.

DW recomienda