1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

El Che Guevara perdura, la guerrilla no

De combatiente comunista a ícono pop: a 50 años de la muerte del Che Guevara (9 de octubre), el legado político del revolucionario palidece. Hoy en día, los movimientos sociales continúan su lucha.

Hasta las FARC se despidieron de él. Desde que los rebeldes colombianos entregaron las armas, el Che Guevara ya no marca sus vidas cotidianas. Hasta hace poco, su efigie decoraba todavía los uniformes de los guerrilleros en la selva colombiana. Ahora debe arreglárselas sin él.

El 9 de octubre se cumplen cincuenta años de la muerte de Ernesto "Che” Guevara. El médico, revolucionario y guerrillero, nacido en 1928 en Argentina, alcanzó fama internacional cuando lideró entre 1956 y 1959 la revolución cubana junto a Fidel Castro. El Che se convirtió en uno de sus principales símbolos. Posteriormente dejó sus cargos políticos en Cuba para impulsar las revoluciones en el Congo y Bolivia. En 1967 fue apresado y fusilado  por tropas gubernamentales bolivianas.

¿Qué ha quedado de su mensaje, tras el término de la guerra fría, el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos y la muerte de Fidel Castro? ¿Fuera de Cuba, sirve todavía a la izquierda como ícono e inspiración?

Algo del pasado

"Como figura política, el Che fue enterrado hace tiempo; pero como líder revolucionario, ícono pop y luminaria del movimiento estudiantil de 1968, aún pervive”, opina Matthias Rüb, corresponsal del Frankfurter Allgemeine Zeitung y autor de unabiografía del líder revolucionario recientemente publicada.

 "Si bien hoy en día da la impresión de que el Che se quedó en el pasado, nunca perdió fuerza como símbolo anti-estadounidense”, dice Rüb en conversación con DW. ¿Experimentará el ídolo de los adversarios de la globalización y héroe de los movimientos izquierdistas de liberación una inesperada resurrección en la era Trump? Según Rüb, eso no se puede descartar. A su juicio, el presidente estadunidense está haciendo todo lo necesario para que rebrote la animadversión contra Estados Unidos y el Che posiblemente vuelva a revivir.

"Cristo con fusil”

En Alemania, la imagen del Che Guevara se ha visto marcada sobre todo por la historia reciente del país. Mientras el cantautor germano oriental Wolf Biermann describió una vez a Guevara como "Cristo con fusil”, el literato Richard Herzinger lo considera un "enconado doctrinario, cuyo pensamiento y obra estaban dominados por la glorificación de la violencia y la muerte”.

Staatstheater Karlsruhe - Michel Brandt (Staatstheater Karlsruhe/Ariel Oscar Greíth)

Michel Brant, de La Izquierda, acaba de ser elegido parlamentario.

Incluso dentro del partido de La Izquierda hay opiniones divergentes sobre el Che. "En nuestras oficinas hay un afiche del Che y hace poco se discutió dentro del movimiento solidario acerca de su homofobia”, cuenta Michel Brandt, joven parlamentario izquierdista. Dice que mientras sus correligionarios mayores defienden al Che, los más jóvenes se preguntan si el afiche todavía es adecuado. Algunos consideran que ya no coincide con la línea política de La Izquierda.

Rechazo a la lucha armada

Para la política Heike Hänsel, de La Izquierda, el Che Guevara sigue siendo "imprescindible para el movimiento de solidaridad, como símbolo”. Señala que lo importante es el mensaje: "Para la Izquierda, es importante no conformarse con la explotación y el imperialismo”.

No obstante, Hänsel, de 51 años, rechaza la lucha armada por la justicia y el socialismo. "Hay tantas guerras, focos de conflicto y guerras civiles que es irresponsable propagar la lucha armada”, afirma. Y agrega que, en vista de la tecnología militar moderna,  hoy en día es una locura tratar de imponer objetivos políticos por las armas.

El Che y Francisco, hermanos de espíritu

Según Matthias Rüb, los movimientos sociales continúan en la actualidad la lucha del Che en América Latina. "Ya no existe un gran revolucionario. La lucha contra las desigualdades sociales perdura en Latinoamérica, pero hoy la libran agrupaciones y movimientos sociales que quieren hacer valer sus derechos de manera pacífica”, indica.

A su juicio, también se inscribe en esta línea el Papa Francisco, argentino como el Che.  "Este Papa es alguien que intenta continuar el legado del Che por la vía pacífica y eso en Latinoamérica significa, sobre todo, la superación de la crasa injusticia social”, afirma Rüb, y concluye: "Exagerando un poco, se podría decir que el Papa es el nuevo Che Guevara”.

DW recomienda