1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Música

El Beethovenfest enfoca la relación entre política y música

Esta edición del festival dedicado a Beethoven explora la relación entre poder, política y musica. Obras realizadas en campos de concentración y el ciclo de Sinfonías dirigidas por Kurt Masur realzan el programa.

default

"Macht.Musik": música, poder

Ludwig van Beethoven (1770-1827) fue un compositor multifacético cuyas obras han conservado, como ninguna otra, su poder. Cada año, la ciudad natal de Beethoven alberga un festival musical internacional en su honor. Este año el enfoque del festival es especialmente contemporáneo: la relación entre el poder, la política y la música.

Deutsche Welle es el socio mediático oficial de este evento, que reúne a casi 2000 reconocidos artistas de todo el mundo en la antigua capital alemana. Los últimos cuatro años, el festival Beethoven se centró en diferentes países. En 2008, el festival que empieza el 29 de agosto realza los aspectos políticos de la herencia del genial compositor.

Se trata de revisar las opiniones políticas emitidas por Beethoven a través de su obra, así como la malversación ideológica de su música en el siglo XX. Como parte de esta revisión, varios conciertos tendrán lugar en entornos de relevancia política y social. Salones en el antiguo Parlamento, el Palacio de Schaumburg –en donde los anteriores cancilleres vivieron y trabajaron- y el Hotel Petersberg –la sede de la Comisión de las Fuerzas Aliadas después de la Segunda Guerra Mundial- alojarán varios eventos.

Compositores perseguidos

Examinando la manipulación y la marginalización en la música, este año el Beethovenfest ha escogido un tópico tan contemporáneo como explosivo. “Música condenada al ostracismo, música prohibida, la relación entre música y política hoy, la cuestión de su manipulación actual – ése es uno de los temas más controversiales”, explica la directora del festival, Ilona Schmiel.

Deutschland Beethovenfest Ilona Schmiel

Ilona Schmiel, directora del festival

Uno de los eventos centrales es el proyecto dirigido por el violinista británico Daniel Hope. Con su programa “Música es esperanza”, explora a los artistas que vivieron en Theresienstadt, el campo de concentración nazi que queda en lo que hoy es la República Checa.

Hope, Philip Dukes y Ulrich Mattes interpretan la música de Gideon Klein, Hans Krasa y Erwin Schulhoff. Hope presenta asimismo el arreglo de melodías hebreas realizados por Maurice Ravel.

Geiger Daniel Hope

Daniel Hope, violinista británico

“Ésta es una revisión musical de la obra de músicos checos muy jóvenes y valientes que compusieron en los campos de concentración”, dice Hope.

Klein apenas pasaba de los 20 años cuando estuvo prisionero en Theresienstadt. En ese momento era ya un pianista y compositor reconocido y talentoso, que comenzaba una carrera internacional. Durante su cautiverio, 1942 a 1945, apoyó a otros músicos prisioneros como él.

“Simplemente motivó a otros artistas, músicos y escritores a continuar y a no pensar demasiado en la situación que les tocaba vivir”, explica Hope y añade: “En mi opinión esto calza perfectamente con el análisis de poder y música”.

Contexto político

La amada Novena Sinfonía de Beethoven es un perfecto ejemplo de una obra que ha sido explotada hasta hacerla calzar en cualquier ideología. Beethoven la compuso para rendir tributo al espíritu del Siglo de las Luces. Fue luego utilizada como propaganda por el Tercer Reich y cuando la Cortina de Hierro comenzó a resquebrajarse, la Novena Sinfonía se convirtió en el himno de libertad durante la reunificación alemana.

Kurt Masur

Kurt Masur

El Festival Beethoven presenta el ciclo completo de las nueve sinfonías bajo la dirección de Kurt Masur con la Orquesta Nacional de Francia. El 12 de septiembre, la Tercera, la Quinta, la Séptima y la Octava Sinfonías podrán ser escuchadas a través de los podcasts gratuitos de DW-WORLD.DE

Deutsche Welle patrocina nuevamente una orquesta juvenil en su viaje de una semana a Alemania para presentar una obra especial. Este año es la Orquesta de Anton Rubinstein del Conservatorio de San Petersburgo, que ha producido numerosos músicos de renombre internacional durante sus 146 años de existencia.

DW recomienda