1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

El ataque de la “intelectual alegre”

El resultado de las próximas elecciones a la presidencia alemana del próximo 23 de mayo sigue siendo incierto. El actual jefe del Estado, Horst Köhler, parece llevar ventaja, pero su rival, Gesine Schwan, no se rinde.

default

Gesine Schwan espera vencer a Horst Köhler y arrebatarle la presidencia en el segundo intento.

Deutschland Bundespräsident Horst Köhler und Prinz Charles und Camilla

El presidente alemán, Horst Köhler (dcha.), con el príncipe Charles y su esposa Camilla en Berlín.

Ya sea subido a Zugspitze, la montaña más alta de Alemania, o de paseo por Berlín con el príncipe Charles y su esposa Camilla, las cámaras siguen a Horst Köhler por donde quiera que va. Estar en el cargo tiene sus ventajas cuando uno se presenta a la reelección.

Al presidente alemán le desafía Gesine Schwan, pero la socialdemócrata lo tiene mucho más difícil a la hora de llamar la atención de la prensa. Hace cuatro meses lo intentó con el ataque directo: el político más popular del país, dijo de Köhler, propaga con sus constantes reprimendas al Gobierno el malestar entre el pueblo. Un tono desconocidamente duro para lo que se acostumbra en Alemania.

Pánico en fucsia

Deutschland Gesine Schwan SPD-Kandidatin für das Amt des Bundespräsidenten

Gesine Schwan da su propio "discurso berlinés".

Poco después de que el presidente pronunciara su tradicional “discurso berlinés”, en esta ocasión dedicado a la crisis financiera, vestida de fucsia y durante una hora, Schwan disertó en rueda de prensa sobre el mismo tema.

Al final, la socialdemócrata acabó advirtiendo de las posibles consecuencias que el “ambiente explosivo” generado por la situación económica podría tener para Alemania, y usó también esta vía para argumentar contra Köhler. Schwan sólo trata de desatar el pánico, le reprochó por su parte el todavía presidente. Acusándola de desatar el pánico, Köhler desata el pánico, le replicó la contrincante.

Palabras contundentes

Cierto es que esta ambiciosa politóloga, a la que el ex presidente alemán Richard von Weizsäcker llamó en una ocasión “intelectual alegre”, se está encargando de darle algo de vida a las elecciones presidenciales de este año. En su página web anuncia su objetivo: caminar hacia una sociedad en la que los ciudadanos participen más de las decisiones políticas y que se convierta en un “baluarte” del coraje civil ante la arbitrariedad y los abusos de poder.

Empate de fuerzas

Deutschland Wahlen Bundespräsident Gesine Schwan trifft Freie Wähler

Gesine Schwan (dcha.) con los miembros del grupo "Votantes Libres", de Baviera.

Sin embargo, poco apunta a que Gesine Schwan, después de haber perdido ya unas elecciones presidenciales frente al mismo adversario, esté en condiciones de hacerse con el cargo.

El Partido Socialdemócrata (SPD) y los verdes votarán por ella en la Asamblea Federal, el órgano que decide el nombre del presidente de la República Federal Alemana. También La Izquierda le podría ser favorable si su candidato, Peter Sodann, queda como se prevé pronto descartado. En tal caso, los bandos de Köhler, apoyado por la Unión Democratacristiana y la Unión Cristianosocial, además de por los liberales, y de Schwan estarían igualados.

La balanza la descompensarían entonces los 10 representantes bávaros del grupo llamado “Votantes Libres” (“Freie Wähler”), con toda probabilidad partidarios de Horst Köhler. No tan claro está es para quién serán los votos de la extrema derecha, representada por el Partido Nacionaldemocrático de Alemania (NPD) y la Unión del Pueblo Alemana (DVU), cuando su propuesta, Frank Rennicke, quede fuera de juego.

“Soldados” y “disidentes”

Nada puede darse por seguro en estas elecciones: ni siquiera el apoyo del propio partido. Y especialmente impredecibles se consideran los votos de los miembros de la sociedad civil invitados a participar en la decisión. El entrenador de balonmano Heiner Brandt, incluido por el SPD en su lista, sorprendió hace poco asegurando que nunca había dicho que fuera a votar a Schwan.

A la política le parece bien que su formación se haya decidido a acudir a la Asamblea Federal no sólo escoltada por “soldados del partido”, aunque por dentro espere que a los conservadores les acompañe la misma suerte: Schwan sabe que ésa es su única oportunidad.

Autor: Bernd Gräßler

Editor: Enrique López Magallón

DW recomienda