1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EI se adjudica atentado contra chiitas en Bangladesh

El grupo terrorista extiende sus brazos. Un muerto y más de 100 heridos al explotar una bomba durante una procesión en Dacca.

Un ataque atípico sufrió este sábado (24.10.2015) Bangladesh, luego de que tres bombas caseras explotaran durante una procesión religiosa en Dacca, la capital del país, causando la muerte de un adolescente de 15 años y dejando con heridas de diversa consideración a otras 100 personas, según un reporte de la Policía. El ataque contra los chiitas, una minoría religiosa en el país, muestra las crecientes muestras de violencia que se han visto en el país, mediante ataques atribuidos a grupos radicales.

Las autoridades informaron rápidamente de la detención de dos sospechosos y recuperaron también dos artefactos explosivos antes de que estallaran, pero atribuyeron el ataque a un intento por desestabilizar al país. En tanto, el grupo radical Estado Islámico (EI) publicó una declaración atribuyéndose la responsabilidad en el atentado, según reportes del grupo de inteligencia SITE, que monitorea la actividad en internet de los yihadistas.

“Soldados del califato en Bangladesh” serían los responsables de poner las bombas en un tempo de “politeístas en la ciudad de Dacca, durante la realización de sus rituales politeístas", dice el texto. “Dada la naturaleza de los actos, creo que se trata de algo organizado para generar caos en el país. Es un sabotaje”, dijo, en cambio, el oficial policial Asaduzzaman Mia. “Está claro que fue un ataque planificado”, añadió.

Exigen investigación

“De repente explotaron unas bombas cerca mío y empecé a correr. Mis manos estaban cubiertas de sangre. Llevé a mucha gente al hospital”, relató el comerciante Mohammed Sajib a la agencia AP. “Hemos realizado esta procesión durante siglos y nunca habíamos visto un incidente como este. Demandado una investigación rápida y justa”, exigió, por su parte, Hossaini Dalan, un líder religioso chiita, a la prensa.

En el momento del ataque había entre 3.000 y 4.000 personas en el lugar, así como un dispositivo de seguridad compuesto por unos 200 agentes. Los congregados estaban preparando la procesión de “Ashura”, décimo día del mes sagrado musulmán de Muharram en el que los chiitas conmemoran el martirio del imán Husein, nieto de Mahoma. En Bangladesh, a diferencia de otros países, este tipo de acciones contra los chiitas son raros. “Se trata probablemente del primer ataque en años” contra esta comunidad, dijo a EFE Shafqat Munir, experto del Instituto de Bangladesh para Estudios de Paz y Seguridad (BIPSS).

DZC (AP, AFP, EFE)


DW recomienda