Egipto: ¿La vieja guardia de vuelta en el poder? | El Mundo | DW | 19.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Egipto: ¿La vieja guardia de vuelta en el poder?

Disturbios callejeros, estado de emergencia, toques de queda: los militares han retomado el poder en Egipto. Se trata del regreso de la vieja guardia de Mubarak, explica la especialista Cilja Harders a DW.

La milicia y la vieja guardia de Mubarak han tomado el poder en Egipto, dice una especialista.

La milicia y la vieja guardia de Mubarak han tomado el poder en Egipto, dice una especialista.

Deutsche Welle: Cientos de personas han muerto, el presidente electo Mohamed Mursi ha sido depuesto y el país se encuentra sumido en el caos. ¿Fracasó la Primavera Árabe?

Cilja Harders: No, no lo creo. Aunque el peligro de que fracase es latente. La Primavera Árabe derrocó a Hosni Mubarak. Desde entonces hemos visto una lucha entre los tres poderes centrales de Egipto: los militares, los islamistas y la oposición secular.

La mayoría de la población egipcia cree en los objetivos de la revolución: libertad, dignidad, justicia social y prosperidad para todos. Pero la realidad es que la población ha visto que muy pocos de estos objetivos se han alcanzado bajo el liderazgo de la milicia tanto tras la caída de Mubarak como después de la deposición de Mursi.

Entonces, ¿qué es lo que queda de la Primavera Árabe en Egipto?

La Dra. Cilja Hardens cree que Estados Unidos y Europa no pueden hacer mucho para mediar el conflicto en Egipto.

La Dra. Cilja Hardens cree que Estados Unidos y Europa no pueden hacer mucho para mediar el conflicto en Egipto.

Lo que queda es el hecho de que la gente se movilizó y politizó. Hubo un cambio de mentalidad. Existe fe en que las cosas pueden cambiar.

¿Quién está en el poder ahora que Mursi fue depuesto?

Los militares: Impera una fachada civil. El presidente transitorio, el primer ministro y el ministro del Interior apoyan a los militares y están en contra de los Hermanos Musulmanes. Y están dispuestos a usar la fuerza.

La actual escalada de violencia perjudica los derechos humanos y hacen peligrar la pluralidad política. Preocupa saber cuáles serán los límites que impongan los militares en materia de derechos políticos, un logro que había alcanzado la población con mucho esfuerzo.

Por ahora, los militares piensan que cuentan con el apoyo de la población. Tratarán de deshacerse de los Hermanos Musulmanes y están dispuestos a aplicar violencia incluso contra inocentes. Esta estrategia no funcionará a largo plazo. El hecho es que hay mucha gente movilizada por la causa de los Hermanos Musulmanes. Quizá se pueda debilitar al movimiento con el uso de violencia, pero el costo sería muy elevado: la división de la sociedad egipcia.

¿Estamos viviendo el regreso de la vieja guardia de Mubarak?

Egipto está viviendo el regreso de la vieja guardia de Mubarak, especialista.

"Egipto está viviendo el regreso de la vieja guardia de Mubarak", especialista.

Sí, la vieja guardia está de regreso. Los militares han "secuestrado" los movimientos de protesta y los han usado para sus propios intereses. Es evidente si uno analiza el discurso del gabinete y los políticos.

Los militares han declarado repetidamente que no planean tomar el poder a largo plazo. ¿Qué tan creíble es eso?

Hasta el momento es poco creíble. Para los militares, la situación actual es muy atractiva. Hay un gobierno civil pero todas las decisiones importantes son controladas por los militares.

¿Cuáles son los intereses de los militares?

Las fuerzas armadas juegan un papel militar y económico. Controlan partes importantes de la economía egipcia. Los militares poseen muchas propiedades, son dueños de centros comerciales y tienen grandes inversiones en la industria turística. Básicamente, un agravamiento de la situación iría en contra de los intereses militares. Pero ahora, lo que está dominando es la demonización de los Hermanos Musulmanes, calificándolos como una amenaza para la seguridad nacional.

En este caso, ¿"los militares” son un bloque homogéneo?

El liderazgo viene de un mismo grupo social. Se trata de familias que han estado por décadas en la milicia y que han ocupado esos puestos. Se trata de una clase política cuyos orígenes datan de tiempos de Gamal Abdel Nasser (general nacionalista que reprimió a los Hermanos Musulmanes en la década de los 50, NDLR). Es gente de clase media a media alta. No se sabe mucho qué piensan los soldados comunes. Pero la disidencia es severamente castigada.

Los límites que pondrán los militares en materia de derechos políticos en Egipto causan preocupación.

Los límites que pondrán los militares en materia de derechos políticos en Egipto causan preocupación.

Estados Unidos es uno de los aliados más importantes de El Cairo. Cada año pagan más de mil millones de dólares en ayuda militar. ¿Debe Washington reconsiderar esta ayuda?

Tendría sentido hacerlo. El problema es que ese paso no puede darse de golpe ya que cerrarían muchos canales de influencia. La pregunta es cuánta influencia tienen Estados Unidos o Europa en Egipto. Los militares no se dejarán influenciar por Washington. El poder de los militares radica en su independencia.

A nivel diplomático, los intentos de Occidente por encontrar una solución a través de negociaciones han fallado. Ambos lados del conflicto no quieren dar un paso adelante. El gobierno ha dejado muy en claro que considera los esfuerzos de mediación occidentales como una intrusión en los asuntos internos egipcios. Las posibilidades de intervenir en esta situación son todavía muy limitadas.

La Dra. Cilja Hardens es directora del Centro de Estudios de Medio Oriente y África del Norte en la Universidad Libre de Berlín.

DW recomienda