EE.UU: Terreno de cultivo y campo minado para el Papa | La prensa opina | DW | 17.04.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

EE.UU: Terreno de cultivo y campo minado para el Papa

Desde los abusos sexuales cometidos por sacerdotes hasta la inmigración y la pena de muerte: delicados temas se imponen por si propio peso en la primera visita de Benedicto XVI a Estados Unidos.

default

El Papamóvil en Washington.

Kölnische Rundschau, de Colonia: “No; el debut estadounidense del Papa no será apolítico. Benedicto XVI tendrá que dedicarse a las tareas de reparación de una Iglesia cuyos cimientos se tambalean en Estados Unidos. Hay una generación de jóvenes que se declara creyente pero no va a misa, un creciente número de inmigrantes latinos a los que hay que integrar y una nada pequeña cantidad entre los 65 millones de católicos que se niega a ceñirse a determinados preceptos de Roma. Pese a todas las escenas montadas de júbilo, todo esto representa para el Papa un campo minado, al igual que los múltiples escándalos de abusos sexuales del último tiempo. Al inicio de su visita a Estados Unidos, el Santo Padre dio a entender claramente que siente profunda vergüenza por el comportamiento de ciertos sacerdotes y que tomará medidas contra la pedofilia bajo el alero de la Iglesia. Habrá que ver si también usa palabras tan claras con respecto a otros temas candentes”.

La moral bajo la lupa

The Guardian, de Londres: “Observadores del Vaticano piensan que el Papa Benedicto aprecia la religiosidad norteamericana, pero quisiera aglutinarla mejor. Sus prédicas y discursos en Estados Unidos serán analizados minuciosamente en lo tocante a sus apreciaciones sobre moral privada y pública. No dio indicios de ello en sus declaraciones en la Casa Blanca, pero la lista de temas sensibles es larga y abarca desde la investigación con células madre hasta el cambio climático, pasando por el aborto, la inmigración, Irak y las armas atómicas. Resulta muy difícil pensar que haya emprendido este largo viaje, en el que estará en el foco de la atención pública, sin decir algo sustancial sobre estos asuntos”.

El catolicismo estadounidense

Die Presse, de Viena: “La que visita el Papa es una región medular para el desarrollo de la Iglesia en los próximos años. En algunos aspectos lleva la delantera con respecto a Europa: tienen una experiencia más larga con un Estado secular (...) Y existe allí una fuerte ala intelectual-conservadora, que el Papa conoce bien y aprecia. En consecuencia, más interesante que el discurso del Papa ante la ONU podría ser ver qué impulsos da el Pontífice al catolicismo estadounidense y viceversa.”

Impacto en la campaña electoral

Ouest-France, de Rennes: “Una dura condena papal del aborto o el matrimonio homosexual constituiría un rudo golpe para los candidatos demócratas a la Casa Blanca. (...) Una crítica contra la guerra de Irak -posición permanente del Vaticano- perjudicaría al republicano John McCain y haría feliz a Barak Obama. Cabe esperar que la vista del Papa no se limite a esa cosecha política. El Papa abordará en la Casa Blanca y en la ONU los problemas de un mundo que se ve estremecido por la globalización.”