1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU. prohibirá a sus ciudadanos viajar a Corea del Norte

El Gobierno de Trump quiere evitar que más estadounidenses sean apresados y condenados en Pyongyang.

Después del fallecimiento de Otto Warmbier, el estudiante que regresó en coma a Estados Unidos tras ser sentenciado a 15 años de trabajos forzados en Pyongyang, el Gobierno de Estados Unidos decidió vetar los viajes de sus ciudadanos a Corea del Norte.

La prohibición comenzaría a regir treinta días después del 27 de julio, día en que se contempla sea promulgada la restricción. Esto según uno de los cofundadores de Koryo Tours, Nicholas Bonner, que se basa en información de la Embajada de Suecia en Pyongyang, que colabora con EE.UU. en asuntos consulares de Corea del Norte.

Lea también

Corea del Norte: ¿qué le sucedió realmente a Otto Warmbier?

Muere estudiante de EE. UU. liberado por Corea del Norte

"Debido a las crecientes preocupaciones por el grave riesgo de arresto y detención a largo plazo bajo el sistema legal norcoreano, el secretario de Estado, Rex Tillerson, ha autorizado una Restricción de Viajes Geográficos a todos los ciudadanos estadounidenses para viajar a Corea del Norte", apuntó en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

"Una vez en vigor, los pasaportes estadounidenses no serán válidos para viajar hacia, por y en Corea del Norte, y las personas deberán obtener un pasaporte con una validación especial para viajar a ese país o dentro de el", agregó.

Nordkorea US-Student Otto Warmbier in Pjöngjang (picture-alliance/Photoshot)

Otto Warmbiern fue arrestado y sentenciado a 15 años de trabajos forzados. Regreso a EE.UU. en estado de como y murió a los seis días de su retono.

Según indicó la portavoz, las personas que deseen viajar a Corea del Norte para "ciertos fines humanitarios o de otro tipo” pueden solicitar al Departamento de Estado un pasaporte de validación especial.

El fallecimiento de Warmbier puso en cuestión la opaca industria de los viajes turísticos a Corea del Norte y el peligro que puede suponer entrar en un país que oficialmente sigue en guerra con EE.UU. y Corea del Sur. Hasta la fecha, otros tres turistas estadounidenses han sido arrestados, todos entre 2013 y 2014, todos han sido repatriados tras varios meses de cautiverio.

A pesar de la medida, es probable que sus resultados no sean del todo efectivos, pues Corea del Norte expide los visados por separado y no los estampa en los pasaportes, procedimiento que también utilizaban las autoridades cubanas y que aprovecharon muchos estadounidenses para visitar la isla como turistas pese a las restricciones.

MN (efe, dpa)

DW recomienda