1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU.: jueces se abren a matrimonio homosexual

En la segunda jornada de audiencias, se cuestionó el actual concepto de matrimonio como vínculo entre un hombre y una mujer.

Este miércoles (27.03.2013) se vivió una larga jornada de debate en la Corte Suprema de Estados Unidos, en el segundo días de audiencias sobre los derechos de las parejas del mismo sexo. A juzgar por los reportes de prensa, la mayoría de los jueces se mostró dispuesta a reconsiderar la definición que impera hasta hoy sobre lo que se entiende por matrimonio.

La Ley Federal conocida como DOMA determina que el matrimonio es exclusivamente la unión entre un hombre y una mujer, un asunto cuya constitucionalidad fue cuestionada durante esta jornada, donde además se escucharon los argumentos contra la prohibición de los matrimonios gays en California.

La DOMA fue elaborada "para excluir a parejas del mismo sexo legalmente casadas de los beneficios federales" bajo un argumento de "desaprobación moral", denunció ante los jueces Donald Verrilli, el procurador general estadounidense que busca la anulación de una ley aprobada en 1996 bajo el mandato de Bill Clinton, quien ahora dice no respaldar esa legislación.

Esa ley prohíbe reconocerles derechos a las parejas homosexuales, aun cuando estén casadas según la ley estatal.

Esperanzas de cambio

Los defensores de la ley dicen que ésta es necesaria, pues uniforma criterios en vista a las diferencias que existen en las leyes estatales. En cambio, quienes apoyan que la definición de matrimonio incluya a las parejas homosexuales esperan que los jueces de la Corte Suprema ordenen revertir las prohibiciones que existen.

Estos debatieron sobre si la ley DOMA crea matrimonios de primera y segunda clase, pues los heterosexuales acceden a derechos vedados para los homosexuales. Edith Windsor, cuyo caso ha resultado emblemático en esta lucha por la igualdad d derechos, aseguró al término de las audiencias que ella pensaba que “todo va bien” y mostró su esperanza de que a partir de ahora cambie la historia.

La magistrada Ruth Bader Ginsburg, considerada como parte del ala "liberal" de la Corte Suprema, subrayó que el reconocimiento de un matrimonio "afecta a todos los aspectos de la vida" y que por tanto, si existen diferentes definiciones del mismo a nivel estatal y federal, se crea una especie de "matrimonio entero y otro descremado".

Se espera que haya una decisión en junio.

DZC (dpa, Reuters, BBC)