1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE.UU: dictan arresto domiciliario contra exjefe de campaña de Trump

La Casa Blanca reaccionó a los cargos insistiendo que no tienen "nada que ver" con el presidente o su antigua campaña. Trump reclamó por twitter que Hillary Clinton y los democrátas son los que deben ser investigados.

Una jueza estadounidense ordenó este lunes (30.10.2017) la reclusión en régimen de arresto domiciliario para Paul Manafort, ex jefe de campaña del presidente, Donald Trump, y le fijó una fianza de 10 millones de dólares, que tendrá que pagar si infringe las condiciones de su reclusión.

La magistrada retiró el pasaporte a Manafort, una de las figuras centrales en la investigación por la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016, y determinó que el acusado solo podrá salir de su vivienda para comparecer ante la corte, reunirse con su abogado, acudir a citas médicas o a actividades religiosas.

Rick Gates, exsocio de Manafort, también tendrá permanecerá bajo arresto domiciliario con una fianza de 5 millones de dólares, según determinó la jueza Deborah A. Robinson durante una audiencia en la Corte del Distrito de Columbia.

Tanto Manafort como Gates se declararon no culpables de los 12 cargos presentados en su contra dentro de la investigación de la trama rusa y, entre los que destacan, los delitos de "conspiración contra Estados Unidos" y lavado de dinero.

Los cargos por los que respondieron Manafort y Gates son los primeros que ocurren dentro de la investigación encabezada por el fiscal especial Robert Mueller sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones del año pasado en Estados Unidos y los posibles contactos entre Moscú y el equipo de campaña de Trump.

Por su parte, el mandatario estadounidense afirmó que los cargos que enfrenta su ex jefe de campaña Paul Manafort se refieren "a años atrás", y rechazó de nuevo que haya "ninguna conspiración" con Rusia.

"Perdón, pero esto fue años atrás, antes de que Paul Manafort fuese parte de la campaña de Trump", afirmó el mandatario en su cuenta de Twitter, insistiendo que "por qué" no son Clinton y los demócratas el "centro" de las investigaciones.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders afirmó que las acusaciones contra los tres individuos relacionados a la campaña no tienen nada que ver con el presidente ni con su campaña electoral de 2016.

Sin embargo, el tercer acusado, el ex asesor de política exterior George Papadopoulos, reconoció haber mentido al FBI sobre sus contactos con Rusia. Papadopoulos mantuvo una reunión con un profesor relacionado con el Gobierno ruso sobre informaciones que supuestamente dañaban a Hillary Clinton.

Al ex asesor se le acusa de haber usado sus contactos con el profesor y otra mujer rusa para intentar organizar reuniones entre la campaña de Trump y funcionarios del Gobierno de Moscú.

A esto, Sanders aseveró que Papadopoulos era un "voluntario" y no un miembro estable de la campaña del entonces candidato republicano.

JCG (EFE, dpa)

DW recomienda