″EE. UU. primero″ versus ″Europa unida″ | Europa | DW | 14.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

"EE. UU. primero" versus "Europa unida"

El ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, llamó a una gran integración de la UE ante los intentos de minar las relaciones transatlánticas que Donald Trump pone en práctica cada tanto.

Alemania ha respondido a la "política egoísta de Estados Unidos primero" del presidente Donald Trump haciendo un llamado a la Unión Europea para que "reúna su fuerza" y muestra más coraje, continuando así la retórica más belicosa que Berlín ha asumido desde que Estados Unidos decidió retirarse de la declaración final del G7.

"Bajo la presidencia de Trump, el Atlántico se ha vuelto más grande", dijo el miércoles 13 de junio el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, de pie frente a un podio que lucía el lema "#EuropeUnited". "Allí donde la administración estadounidense cuestione abiertamente nuestros valores e intereses, debemos tomar una posición más firme sin dudarlo", sostuvo.

Durante el discurso, pronunciado en una sala llena de jóvenes europeos en un acto de Pulse of Europe en Berlín, Maas criticó la voluntad de Trump de socavar alianzas cuya formación ha tomado décadas "en el tiempo que toma escribir un tuit".

"Fue sorprendente que un ministro alemán asumiera ese tono", dice Jonathan Hackenbroich, analista del Consejo Europeo de Relaciones Internacionales (ECFR, por sus siglas en inglés). "Lo dijo él mismo en su discurso: nunca pensó que tendría que decir esas cosas en estos momentos, especialmente sobre las relaciones transatlánticas".

La respuesta que ofreció Maas, miembro del Partido Socialdemócrata (SPD), fue un "radical cierre de filas" con Francia, al tiempo que los dos países, los más grandes de la UE, deben tener cuidado de no aparecer como "directores de orquesta" ante los otros miembros de la Unión. Sobre el tema migración, reconoció que Berlín ha aparecido algunas veces como si estuviera dando órdenes a dedo a los países de Europa del Este.

Merkel y Trump, una relación complicada.

Merkel y Trump, una relación complicada.

Propuestas de integración

La UE necesitaba hacer más que un mero "ajuste de un par de tornillos en el aparato de Bruselas", sino que más bien debe "cambiar su mentalidad", dijo Maas, porque los tiempos se están "radicalizando por el nacionalismo, el populismo y el chovinismo". "Necesitamos más Europa, no menos Europa, especialmente ahora", agregó.

Haciéndose eco de sus colegas socialdemócratas, Maas también dijo que era vital mantener abiertas las fronteras internas de la UE, al tiempo que se protegen las externas. "Por mucho tiempo hemos dejado a Italia y a Grecia solas con estos desafíos", reconoció.

Esto podría entenderse como un golpe contra su colega de gabinete, el conservador Horst Seehofer, quien se halla actualmente en un tenso enfrentamiento con la canciller Angela Merkel sobre un plan para alejar a los solicitantes de asilo de las fronteras alemanas.

¿Muy poco, muy tarde?

Alemania y Francia ya han planteado algunas ideas para concretar una integración europea, como una tasa a las transacciones financieras que daría a la UE la posibilidad de recaudar impuestos directamente por primera vez.

El miércoles, Maas también apoyó la idea de instaurar un salario mínimo en la UE, como una forma de combatir los niveles de desempleo juvenil en los países del Mediterráneo, así como igualar los impuestos corporativos en todo el bloque como medida para combatir los paraísos fiscales y los incentivos fiscales injustos.

Pero, como señaló Hackenbroich, ninguna de estas ideas es muy novedosa o especialmente radical, más allá de la vehemencia de la retórica de Maas. "Las propuestas aún no están a la altura del análisis", sostiene.

Las elecciones en Italia y la llegada al poder de los populistas en Roma ha puesto renovada presión a la interna de la EU, y Hackenbroich se pregunta si estas iniciativas tendrán algún efecto en esa tendencia antieuropea tan corrosiva. "Maas no puede ser culpado de eso, pero por muchas razones su reacción debió haber tenido lugar varios meses antes de las elecciones italianas", dice. "Ahora es mucho más difícil mantener a Europa unida y entregar una señal común", agrega.

Hackenbroich también remarcó que Maas fue más allá que la canciller Merkel en su propuesta, aunque no mencionó el gran punto de fricción que puso sobre la mesa el presidente de Francia, Emmanuel Macron, al hablar del Mecanismo de Estabilidad Europea. "Siguió la línea de Macron. Maas usó una perspectiva de política exterior, mientras que la canciller siempre usa una perspectiva de responsabilidad financiera", afirma el experto.

Autor: Benjamin Knight (DZC/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda