EE. UU. niega que Turquía compre petróleo al EI | El Mundo | DW | 03.12.2015
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE. UU. niega que Turquía compre petróleo al EI

Washington aseguró, en cambio, que el gobierno sirio sí compró crudo a los yihadistas en algún momento. Rusia dice tener pruebas contra Ankara.

El Departamento de Estado de Estados Unidos descartó este martes (02.12.2015) que el gobierno de Turquía compre petróleo a las milicias radicales del Estado Islámico, como denunció el presidente de Rusia, Vladimir Putin. Mark Toner, portavoz del Departamento de Estado, recordó que si alguien compró crudo “en algún momento” a los yihadistas fue el régimen de Bashar al Assad, que es apoyado por Moscú.

“No estoy diciendo que el tráfico de petróleo del Estado Islámico no sea un problema. Lo que trato de decir es que no hay complicidad del gobierno de Turquía para comprar petróleo al EI. No creemos que sea cierto, de ninguna manera”, dijo Toner. Sobre las imágenes satelitales y gráficos (en la foto) mostrados por el Ministerio de Defensa de Rusia para sustentar la acusación, Toner sostuvo que la frontera sirio-turca “es difícil”.

Agregó que ha habido contrabando de petróleo durante décadas y, ahora, el EI está extrayendo el petróleo para venderlo a camioneros y traficantes que se encargan de distribuirlo en la zona. “No es el Estado Islámico ‘per se' el que está pasando el petróleo por la frontera”, afirmó el vocero, asegurando que la calidad del petróleo extraído por el EI “es pobre” y poco “atractiva” para los turcos.

Negocio familiar

Las palabras de Toner fueron apoyadas desde Irak por Steven Warren, portavoz del Ejército estadounidense desplegado en ese país. Warren dijo que la idea “es grotesca”. “Rechazamos tajantemente cualquier idea que indique que Turquía colabora de alguna manera con Estado Islámico”, apuntó. El vicemiministro de Defensa ruso, Anatoli Antonov, reiteró las acusaciones e incluso las centró en Erdogan y su familia, a quienes culpó de estás personalmente implicados en este negocio.

“El principal comprador del crudo robado por el Estado Islámico en Siria e Irak es Turquía. Según los datos disponibles, la cúpula política del país, el presidente Erdogan y su familia, están también implicados en este negocio criminal”, dijo Antonov. “En Occidente nadie hace preguntas por el hecho de que el hijo del presidente turco dirija una de las mayores compañías energéticas, o que su hijo haya sido nombrado ministro de Energía. ¡Qué maravilloso negocio familiar!”, agregó.

Por su parte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pidió nuevamente pruebas a Rusia sobre la “calumnia”, como calificó la acusación de que él personalmente se lucra con el tráfico ilegal de petróleo del grupo yihadista.

DZC (EFE, Reuters, dpa)


DW recomienda