1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE. UU. habría pedido a aerolíneas ignorar veto migratorio

Los diarios "The New York Times" y "The Washington Post" informaron sobre una teleconferencia del Gobierno con las compañías aéreas.

Qatar Airways –que vuela al menos a 15 Estados de EE. UU.− estaría admitiendo nuevamente en sus vuelos a ciudadanos y refugiados de los países afectados. (Airbus S.A.S. Photo by master films/A. Doumenjou)

Qatar Airways –que vuela al menos a 15 Estados de EE. UU.− estaría admitiendo nuevamente en sus vuelos a ciudadanos y refugiados de los países afectados.

El Gobierno estadounidense instruyó a las aerolíneas para que permitan viajar a los pasajeros de los países afectados por la prohibición del presidente Donald Trump, informaron los medios estadounidenses.

En este sentido, agencias de noticias como AP y AFP dieron cuenta, por ejemplo, de que la aerolínea Qatar Airways –que vuela al menos a 15 Estados de EE. UU.− estaría admitiendo nuevamente en sus vuelos a ciudadanos y refugiados de los países afectados, siempre y cuando cuenten con una visa válida o una tarjeta de residente (green card), según se lee en la web de la compañía.

La medida llegaría después de que el juez federal James Robard, de Seattle, suspendiese temporalmente la orden ejecutiva de Trump que suspende a su vez el programa de refugiados sirios y prohíbe la entrada al país de personas de siete países de mayoría musulmana (Irak, Siria, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen).

Otras aerolíneas que confirmaron la suspensión de la prohibición fueron Egyptair, Swiss International y Air France. "Hoy mismo implementaremos esta decisión de la corte", confirmó un vocero de Air France, Herve Erschler. El representante de la aerolínea francesa aseguró que funcionarios estadounidenses en París dieron luz verde a las aerolíneas locales luego de emitido el veredicto de Seattle.

"La Constitución prevaleció"

Según el fallo, la decisión es válida a nivel nacional y permanecerá vigente hasta que se resuelva la cuestión de fondo, informó la oficina de la fiscalía del estado de Washington, que presentó la acción legal. El juez Robart, nominado en 2003 a la corte por el expresidente republicano George W. Bush, dijo además que el estado está próximo a demostrar que la orden es inconstitucional.

Robart consideró a lugar el pedido del fiscal general del estado, Bob Ferguson, de suspender inmeditamente la orden de Trump a nivel nacional, al considerar que podría causar "daño irreparable". El estado de Minnesota, que como Washington es gobernado por demócratas, sehabía sumado a la demanda. Otras acciones contra la orden de Trump fueron presentadas en los estados de Nueva York, Massachusetts y Virginia.

Ver el video 42:29

Cuadriga - Veto migratorio: ¿Fin de una sociedad abierta?

Así, ya la semana pasada una corte de Nueva York determinó que para ingresar al país sólo era necesario tener una visa válida, y que quienes ya habían ingresado al país o estaban en tránsito podían permanecer en Estados Unidos. "La Constitución prevaleció hoy", dijo ahora Ferguson, que fue el primer fiscal general en cuestionar la prohibición sobre migración: "Nadie está por encima de la ley, ni siquiera el presidente".

En su presentación, Ferguson argumentó que la prohibición de ingreso a migrantes separa familias, afecta a miles de residentes, y "socava el interés de ambos estados en permanecer como un lugar de bienvenida para inmigrantes y refugiados". Ferguson destacó también que la medida daña a la economía e incluyó declaraciones de compañías como Microsoft, Amazon y Expedia, cuya fuerza de trabajo depende de inmigrantes. Más de 7.000 residentes del estado de Washington provienen de los siete países incluidos en la prohibición, según la presentación de Ferguson.

Impugnación contra impugnación

Tras la suspensión de la orden ejecutiva, la Casa Blanca anunció que presentaría una impugnación, según el portavoz Sean Spicer, quien calificó la orden judicial como "indignante". Aunque pocos minutos después, la Casa Blanca sacó una nueva versión del comunicado de la que eliminó la palabra "indignante". El Gobierno de Estados Unidos sigue considerando que la prohibición de ingreso de migrantes y refugiados es legal, afirma el texto.

Trump, por su parte, no se refirió directamente al tema. Una hora antes de que diera a conocer la decisión judicial, escribió en Twitter: "Debemos mantener a los 'malos' fuera de nuestro país". Tras la firma de la orden ejecutiva el 25 de enero pasado, Trump defendió la medida al considerar que una orden similar fue firmada por el ex presidente Barack Obama en 2011, cuando prohibió por seis meses las visas de refugiados procedentes de Irak.

Los siete países afectados por la orden de Trump son los mismos que Obama identificó como fuentes del terrorismo, dijo. Trump había afirmado que Estados Unidos volvería a emitir visas para todos los países afectados "una vez que nos aseguremos que hayamos revisado e implementado políticas más seguras en los próximos 90 días".

RML (dpa, afp, ap, reuters, dpa)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema