1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

EE. UU.: gobernadora propone retirar la bandera confederada

Luego del ataque racista que terminó con nueve personas muertas en Charleston, crece la presión para retirar símbolo proesclavista del Parlamento.

El asesinato de nueve personas negras en la ciudad de Charleston, Carolina del Sur, por motivos racistas, ha encendido el debate en ese estado de Estados Unidos sobre la conveniencia de que sobre el Parlamento local siga ondeando la bandera de la Confederación, que tiene claras connotaciones racistas al representar a los estados del sur que, entre 1861 y 1865, lucharon para mantener la esclavitud.

Este lunes (22.06.2015), la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, realizó una conferencia de prensa acompañada por varias autoridades, donde lanzó la idea de sacar el emblema del edificio. “Esta bandera, si bien es una parte fundamental de nuestro pasado, no representa el futuro de nuestro gran estado. Es hora de retirar la bandera de los terrenos del Capitolio”, señaló la gobernadora republicana.

El autor confeso de los crímenes cometidos en la iglesia metodista de Charleston, el joven de 21 años Dylann Roof, aparentemente inscribió un sitio web antes de cometer la masacre, donde subió fotografías suyas posando con la bandera en cuestión, además de un texto donde elogia al racismo y critica la falta de un grupo que combata a los negros que, a su juicio, se han apoderado de Estados Unidos.

Debate y acción

Ahora será el Parlamento el que debata, en las próximas semanas, sobre el retiro de la bandera de su sede, 15 años después de que una protesta de 46.000 personas forzara su traslado desde la cúpula del Capitolio a los jardines del lugar. “No vamos a permitir que este símbolo nos divida más. El hecho de que se use para odiar, el hecho de que duela a tanta gente, es suficiente para retirarla de los jardines del Capitolio”, dijo Haley.

La autoridad aclaró que si los legisladores no toman la iniciativa, ella misma convocará a una sesión especial para abordar el asunto. “Habrá un tiempo para el debate y el tiempo para la acción llegará pronto”, subrayó. “Esta será una decisión de Carolina del Sur. Para muchos fuera de aquí (esta bandera) solo es un símbolo del peor pasado de Estados Unidos. Yo respeto a los que piensan que éste es un momento triste, porque la bandera siempre será parte del alma del estado”, afirmó Haley.

Quienes defienden el emblema lo ven como un símbolo de conmemoración de los antepasados que murieron en la contienda.

DZC (dpa, EFE)