1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

EE. UU. demanda formalmente a Volkswagen

El fabricante de automóviles Volkswagen fue demandado formalmente este 4 de enero en Estados Unidos por equipar sus coches con un software que manipula sus valores de emisión. El escándalo estalló en septiembre de 2015.

El fabricante de automóviles Volkswagen fue demandado formalmente este lunes (4.1.2016) en Estados Unidos por violar la ley medioambiental de ese país. La empresa alemana equipó sus coches con un software que manipula sus valores de emisión, encubriendo la verdadera cantidad de gases contaminantes desprendidos. Así lo informó el Departamento de Justicia en Washington. La demanda civil fue presentada ante una corte federal de Detroit, en representación de la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos (EPA).

Volkswagen está inmersa desde hace meses en un escándalo conocido como “Dieselgate”, un juego de palabras que alude a la manipulación de motores diesel para que éstos simulen menores niveles de emisión de gases contaminantes. Ahora, la compañía podría ser condenada al pago de multas multimillonarias. El caso fue destapado en Estados Unidos en septiembre. La casa automotriz admitió el error, pero no logró un acuerdo con las autoridades sobre cuál será el plan para retirar del mercado las unidades con los programas alterados.

Actualmente hay investigaciones en curso en varios países. La demanda presentada por el Gobierno estadounidense este lunes (4.1.2016) también está dirigida contra Audi y Porsche, filiales de Volkswagen. Según los cargos, los fabricantes incorporaron el software ilegal en 600.000 unidades con motores diésel con el objetivo de no marcar más de lo establecido por las disposiciones medioambientales. El Departamento de Justicia estadounidense dijo que se agotarán todos los medios legales adecuados contra Volkswagen.

La demanda “es un paso importante para proteger la salud pública al buscar que Volkswagen se responsabilice por cualquier contaminación ilegal del aire”, señaló. “Aún no conocemos el detalle de la demanda y primero tendremos que evaluarla”, se limitó a decir un portavoz de la marca, quien aclaró que estaban en contacto permanente con las autoridades. De acuerdo con el Departamento de Justicia, las conversaciones con Volkswagen para la retirada de las unidades aún no arrojaron una solución aceptable.

En Alemania, las investigaciones sobre el escándalo de las manipulaciones se están estirando en el tiempo. El fiscal de Braunschweig, donde se encuentra una de las plantas de Volkswagen, dijo antes de fin de año que se debe analizar un periodo de hasta una década. La fiscalía investiga también a Volkswagen por fraude fiscal. La empresa enfrenta en Alemania la posibilidad de cuantiosas demandas civiles de automovilistas y accionistas. A diferencia del caso de Estados Unidos, en Alemania no hay una demanda colectiva, sino que cada automovilista que cree haber sufrido un perjuicio debe documentarlo y demostrarlo.

ERC ( dpa / EFE )

DW recomienda