1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Edipo en Cuba

Homo Faber, el clásico de Max Frisch, sirve de inspiración a la obra “Edipo en Cuba”, que acaba de estrenarse en Berlín, en una versión adaptada a la realidad del siglo XXI.

default

El elenco del Teatro Maxim Gorki, de Berlín.

Un elenco de actores alemanes representa a un elenco de actores cubanos, que a su vez representan una obra: Homo Faber. Es el teatro dentro del teatro. Y es una forma de crear un distanciamiento entre el espectador y la trama, un principio clave en la dramaturgia de Bertolt Brecht, que se hace presente de esta forma en la puesta en escena que acaba de estrenarse en el Teatro Maxim Gorki, de Berlín.

Elemento insular

“Edipo en Cuba” es el nombre de la pieza, basada en la novela Homo Faber, de Max Frisch, y dirigida por Arnim Petras. Los elementos caribeños no faltan en la ambientación de la obra, con habanos, sonidos de huracán y discurso de Fidel incluido. Así comienza la representación, mientras los personajes estudian sus parlamentos en un teatro cubano.

Pero lo de Cuba no es mera anécdota, según explicó a DW-WORLD Andrea Koschwitz, directora dramatúrgica del Teatro Maxim Gorki. “No fue una innovación de Petras, sino que la alusión a Cuba está en la novela de Max Frisch, señala, indicando que también es una referencia a la tragedia Edipo en Colono, de Sófocles. En ella, Edipo, ya ciego, es desterrado a la isla de Colono, donde el oráculo le anunció que habría de morir.

Contraste caribeño

Ödipus auf Cuba

Julischka Eichel, en el papel de Sabeth, y Peter Kurth, encarnando a Walter Faber.

La isla caribeña, por otra parte, sirve como contraste a la sociedad capitalista en esta obra teatral en la que el protagonista, Faber, es un exitoso ingeniero que ha recorrido el mundo como funcionario de la ONU, trabajando en proyectos de represas hidroeléctricas. Personifica, en suma, la tecnología occidental del mundo de hoy, que le hace creerse erróneamente invulnerable, hasta que se produce el quiebre: el amor a una joven que resulta ser su hija, la ruptura, la tragedia. A diferencia de la novela de Frisch, publicada en 1957, esta obra de teatral transcurre en pleno 2008. Pero no se aborda la problemática de la situación política cubana. “En Edipo en Cuba se aborda el tema del desarrollo tecnológico y sus efectos, sobre el medio ambiente, sobre las relaciones personales y sobre el propio ser humano, confrontado con su cuerpo y con la enfermedad”, señala Andrea Koschwitz. Y todo esto, relatado por un grupo teatral cubano, representado por actores alemanes, en Berlín.

DW recomienda