1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Ecuador: debate presidencial marcado por críticas a Correa

Sin la presencia del candidato oficialista, siete de los ocho aspirantes discutieron sobre macroeconomía, política tributaria y mercado laboral, entre otros temas.

Lenin Moreno se ausentó del debate, donde se criticó al presidente Rafael Correa.

Lenin Moreno se ausentó del debate, donde se criticó al presidente Rafael Correa.

El primer debate presidencial de cara a las elecciones generales del próximo 19 de febrero en Ecuador se realizó la noche de este miércoles (25.01.2017) con la notoria ausencia del aspirante oficialista, Lenin Moreno (en la foto, con camisa blanca). Los restantes siete candidatos, por su parte, aprovecharon la oportunidad para discutir diversos aspectos de la política local y para lanzar críticas al gobierno del presidente Rafael Correa.

Moreno encabeza las encuestas y declinó participar en el debate organizado por la Cámara de Comercio de Guayaquil argumentando estar en contra de instancias que se basan en la "confrontación y en conductas y actitudes que devalúan la verdadera política”. Pese a esto, el encuentro, que fue transmitido por varias cadenas de radio y televisión, fue escenario para el enfrentamiento entre quienes disputan el segundo lugar en los sondeos.

Estos son la socialcristiana Cynthia Viteri y el centroderechista Guillermo Laso, que tuvieron algunos enfrentamientos en el debate, aunque finalmente se decantaron por aunar críticas contra Moreno. Fue tanto que Abdalá Bucaram, hijo del expresidente del mismo nombre, les pidió en un momento que dejaran de pelear y se enfocaran en presentar propuestas. También estuvieron presentes el socialdemócrata Paco Moncayo, el populista Patricio Zuquilanda, y los independientes Iván Espinel y Washington Pesántez.

Distintas visiones

Los candidatos, que se tomaron en serio la jornada al punto de que Zuquilanda se tomó el día para prepararse y Pesántez ensayó en un hotel, se concentraron en presentar sus ideas. Por ejemplo, todos coincidieron en la necesidad de eliminar algunos impuestos y ser más eficientes para evitar la evasión. El empleo y las políticas macroeconómicas, en cambio, fueron asuntos donde expresaron divergencias más profundas.

La conservadora Cynthia Viteri prometió atraer la inversión privada para generar trabajo y criticó a Lasso por prometer empleo pero haber despedido a personal de su entidad bancaria. Lasso, en tanto, insistió en su propuesta de generación de un millón de empleos en su eventual administración de cuatro años. El próximo 19 de febrero están llamados a las urnas un total de 12,8 millones de ecuatorianos, quienes elegirán al sucesor de Rafael Correa, quien lleva 10 años en el poder.

DZC (EFE, El Universo)

DW recomienda