1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Eamon Gilmore: Para la paz en Colombia, "hay que hacer concesiones"

Irlanda logró su acuerdo de paz en 1998. DW preguntó a Eamon Gilmore, el enviado especial de la UE y exministro irlandés de AA. EE., cuáles elementos de la experiencia de su país son importantes para la paz colombiana.

Eamon Gilmore.

Eamon Gilmore.

DW: En el debate que se tuvo lugar hoy en el Parlamento Europeo sobre el proceso de paz en Colombia, usted ha dejado subrayado la importancia de otras experiencias de paz, como la irlandesa, en el apoyo europeo al proceso de paz colombiano. Exactamente, ¿qué elementos de la experiencia irlandesa pueden ser de utilidad?

Eamon Gilmore: Primero que todo hay que reconocer lo que ha pasado en Irlanda. Podemos decir que hemos tenido un proceso de paz exitoso, hace 18 años ya que concluimos nuestro acuerdo. Tuvimos que ser pacientes durante su implementación, pero ahora tenemos un país pacífico y bastante más próspero que si no hubiese tenido lugar el proceso de paz. Un país donde la gente está más segura.

Puedo decirle a la gente en Colombia que los procesos de paz pueden funcionar y que, sí, hay que lograr compromisos. A veces hay cosas difíciles de aceptar y entender, como por ejemplo la justicia transicional y acuerdos de ese tipo. Pero que si se logran de verdad, funcionan y son mucho mejor para los habitantes del país.

DW: La participación política de excombatiente, de exguerrilleros, es al parecer un trago duro a pasar para muchos. Echando la vista atrás, ¿qué diría al pueblo colombiano?

Eamon Gilmore: Todo el mundo tiene su propia visión acerca del futuro de su país. Y eso tiene que ser perseguido políticamente, con medios democráticos, no con campañas violentas. Esto, otra vez, es la gran lección de la experiencia irlandesa: no se esperó de la gente que renunciara a su credo o a sus aspiraciones políticas, sino a perseguirlas a través de medios democráticos, a través de partidos políticos, de debates. Sin violencia y sin amenazar con ella.

Creo que eso es lo que debe suceder en Colombia: que la gente persiga sus objetivos a través de medios democráticos, abandonando una violencia que no tiene futuro para una sociedad que está lista para avanzar, en paz.

DW recomienda