Duterte proclama ″emergencia nacional″ en Filipinas | El Mundo | DW | 05.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Duterte proclama "emergencia nacional" en Filipinas

Con esta medida, el presidente filipino ordena a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional a "reprimir todas las formas de violencia anárquica en Mindanao".

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, firmó este lunes (05.09.2016) un decreto proclamando el "estado de emergencia nacional por la violencia anárquica" tras el atentado del viernes que causó 14 muertos y 67 heridos.

El mandatario rubricó el documento poco antes de partir a la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) en Laos. El consejero de paz de la Presidencia de Filipinas, Jesús Dureza, detalló que la medida "simplemente ordena a las Fuerzas Armadas a llevar a cabo operaciones que normalmente solo corresponden a la Policía".

Con esta medida, Duterte ordena a las Fuerzas Armadas y a la Policía Nacional a "reprimir todas las formas de violencia anárquica en Mindanao" y a "prevenir su propagación e intensificación en el resto del territorio", según el texto. La proclamación permanecerá en vigor indefinidamente, hasta ser retirada por el mismo presidente.

Campaña contra el Narcotráfico

Duterte aseguró en la misma conferencia de prensa que "morirán muchos más" en la campaña contra las drogas que lanzó tras ser investido el pasado 30 de junio. El mandatario filipino tenía previsto reunirse en la cumbre de ASEAN con nueve jefes de Estado, entre ellos el estadounidense, Barack Obama, quien anunció que hablaría con Duterte sobre el respeto a los derechos humanos.

En tanto, Duterte rechazó las posibles críticas de Obama a su guerra contra las drogas y aseguró que no discutirá el tema de derechos humanos:"Nosotros ya no somos colonia de Estados Unidos. ¿Quién es este hombre? Mi único dueño es el pueblo filipino".

A raíz de estas declaraciones y el tono de la rueda de prensa de Duterte, el presidente Barack Obama puso en duda si finalmente se reunirá en Laos con su homólogo filipino, pidiéndole a su equipo que analice si es el momento de mantener "conversaciones constructivas".

Rodrigo Duterte ganó las elecciones presidenciales el 9 de mayo de 2016 con la promesa de acabar con el problema de las drogas en sus primeros seis meses de mandato.

JCG (EFE, REUTERS)

DW recomienda