1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Duterte pide armas a Rusia para luchar contra los islamistas

El presidente filipino adelanta su reunión con Putin para volver lo antes posible a su país, ante el ataque a la ciudad de Marawi.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, que decretó este martes (23.05.2017) la ley marcial por 60 días para la región de Mindanao, solicitó a Rusia armas modernas para poder enfrentar a los rebeldes islámicos, según informaron agencias rusas. Duterte hizo la petición durante una breve reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Moscú. El presidente canceló parte del programa de su visita oficial y adelantó su reunión para poder regresar lo antes posible a su país. Los delegados firmarán los acuerdos previamente pactados.

"Combatimos contra rebeldes, los mismos que había antes en Rusia. Son bandidos no muy numerosos, pero que causan caos. No siempre se necesita armamento pesado para combatirlos, pero sí armas de alta precisión (...) y nosotros carecemos de esa tecnología", explicó el mandatario filipino antes de la reunión.

Unos 100 rebeldes islamistas atacaron la ciudad de Marawi, donde incendiaron una cárcel, una escuela y varias casas y tomaron un hospital. Al menos dos soldados y un policía murieron en los enfrentamientos, que dejaron otros 12 heridos, informó el ministro de Defensa, Delfin Lorenzana. Según un portavoz del Ejército, los atacantes son presuntos miembros de los grupos terroristas Abu Sayyaf y Maute, que juraron lealtad al Estado Islámico.

Por el momento no hay víctimas civiles en la ciudad, ubicada 800 kilómetros al sur de Manila. Los enfrentamientos estallaron después de que los soldados intentaran capturar a un líder de Abu Sayyaf. Duterte aseguró que hay suficientes soldados en la ciudad para recuperar rápidamente el control. El alcalde Majul Gandamra contradijo al presidente y dijo que no había suficientes soldados y que se necesitaba urgentemente la llegada de apoyos.

Philippinen | Soldaten auf Mindanao (Getty Images/AFP/F. Cabrera)

Soldados del Ejército filipino en Mindanao.

El funcionario relató que estaba en la Alcaldía junto a familiares. "Somos los únicos aquí defendiendo el edificio", señaló en la radio. "No permitiremos que los terroristas tomen la Alcaldía". Duterte ya había adelantado la víspera en declaraciones a la prensa rusa que no le temblaría la mano a la hora de declarar la ley marcial y llegar "hasta el final", "aunque esa guerra se prolongue por muchos años", para evitar el "colapso" de su país. "Ahora sólo se puede confiar en Rusia y China. EEUU es hipócrita. Allí la mano izquierda no sabe lo que hace la derecha, así que siempre habrá problemas, incomprensión y si no odio, antipatía", aseguró Duterte también a la prensa rusa antes de viajar a Moscú.

Horas después, en la mañana del miércoles, el Ejército anunció haber retomado el control de la ciudad de Marawi. "Tenemos la ciudad bajo control y hemos tomado el mando de las principales instalaciones, incluido el hospital", indicó a Efe el teniente coronel Jo-ar Herrera, portavoz de la 1ª División de Infantería de las Fuerzas Armadas.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda