1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Duterte niega que Estado Islámico atacara hotel

Duterte confirma así lo que dicen las autoridades filipinas sobre la autoría del ataque. Se atribuye el mismo no a un terrorista, sino a un "perturbado" mental.

Las autoridades de Filipinas aseguraron hoy (03.06.2017) que aún no han identificado al atacante que entró en un complejo hotelero y de casinos de Manila y mató a 37 personas en un incendio, pero descartaron que se trate de un terrorista de la milicia del autodenominado Estado Islámico. Testigos e investigadores describieron al sospechoso, que murió en el ataque, como un hombre alto, blanco, que hablaba inglés y con apariencia de soldado. El propio presidente del país, Rodrigo Duterte, dijo que no podía ser obra del EI. "Sus ataques son más brutales y crueles", aseguró el mandatario. "Matan a la gente por nada, sin ninguna razón", argumentó. 

Más información: 

Explosiones y disparos en centro turístico de Manila

Filipinas: aumenta cifra de muertos en confuso ataque en complejo hotelero de Manila    

En un comunicado en línea, el Estado Islámico dijo que se trataba de un atacante suicida con el nombre yihadista de guerra de Abu al Kheir del Archipiélago, sugiriendo que se trataría de un filipino. "Pueden atribuírselo, pero de acuerdo a las evidencias con las que contamos, no es cierto", dijo el portavoz presidencial Ernesto Abella en declaraciones a la radio. "No es verdad que el incidente fuese un acto terrorista (...) sino de alteración del orden público", añadió.

El atacante entró en el complejo Resorts World Manila en la noche del viernes (01.06.2017), disparó con un rifle M4 y prendió fuego a las mesas de juego y las alfombras. Las víctimas murieron por asfixia a causa del humo del incendio, según la Policía. El sospechoso fue encontrado muerto en una habitación de un hotel adyacente, calcinado hasta el punto de que no es posible reconocerlo y con un tiro en la cabeza. El jefe de la Policía de Manila, Oscar Albayalde, aseguró que el hombre no disparó a las personas con su arma y por eso cree que no era del EI. No fue el acto de un terrorista, sino de alguien mentalmente perturbado, consideró.

MS (dpa/efe)

 

DW recomienda