1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Duros cruces en debate por la presidencia de Argentina

Mauricio Macri y Daniel Scioli debatieron durante más de una hora sobre los temas que más preocupan a los ciudadanos, como economía, inseguridad y educación. El encuentro fue transmitido por todas las televisoras.

El conservador Mauricio Macri y el peronista Daniel Scioli, candidatos a la Presidencia argentina, jugaron hoy sus últimas cartas en busca del voto de los indecisos en un inédito debate público que se calentó por momentos y en el que hubo más reproches que propuestas.

Ambos debatieron durante una hora y cuarto sobre algunos de los temas que más preocupan a los ciudadanos, como economía, inseguridad y educación, con una estructura de preguntas y respuestas sobre temas pactados previamente, exposiciones de un máximo de dos minutos y sin opción de interrumpir a su adversario.

Favorito en las encuestas, Macri, que se presentó con un traje azul y sin corbata, aprovechó para criticar la "campaña del miedo" lanzada por el kirchnerismo y convocar a los argentinos a votar, el próximo domingo, por un cambio en el país.

"Quiero convocarlos a todos. Ya probamos demasiados años enfrentados, llegó la hora de hacerlo juntos (...) Se necesita un presidente que hable menos y escuche mas", dijo, invitando a los electores a afrontar el desafío para "crecer, progresar, vivir mejor" y "este desafío es ahora", subrayó en su intervención final.

"Me preparé toda la vida para asumir esta enorme responsabilidad", señaló Scioli en su turno. "Estoy convencido de hacerlo bien, porque yo interpreto muy bien a las familias argentinas, se escuchar, se interpretar".

En estas elecciones, "hay que optar entre dos caminos de cara al futuro, uno que quiere ir a la agenda del desarrollo del país y otro el que viene con el engaño de la palabra Cambiemos que viene con un ajuste debajo del brazo", aseguró.

En el capítulo económico, Scioli insistió en acusar a su rival de tener un programa para devaluar, abrir el mercado y "rendirse" al Fondo Monetario Internacional (FMI) y a los "fondos buitre" (fondos especulativos).

Empleos y devaluación

"Detrás del cambio hay una gran mentira, cuando se le saca el velo aparece el libre mercado, la devaluación, el endeudamiento", insistió.

Acusaciones rechazadas por Macri, que cargó contra el peronista por la herencia del gobierno de Cristina Fernández.

"Pensé que íbamos a venir a intercambiar propuestas, pero vos insistes en el casete de la mentira, de los miedos, de generar un fantasma detrás de nosotros", denunció.

Macri prometió crear 2 millones de empleos en los próximos cuatro años e impulsar un ambicioso plan de infraestructuras para conectar el norte con el centro del país.

Scioli, por su parte, se comprometió a evitar la devaluación, mantener los subsidios, mejorar pensiones, rebajar impuestos y conseguir 20.000 millones de dólares añadidos en reservas.

La inseguridad y el narcotráfico hicieron también saltar chispas entre los candidatos. Macri denunció la "complicidad del gobierno" con el narco porque "se ha negado a reconocer esta realidad".

Scioli le recriminó cómo podría atajar el narcotráfico "si no ha podido resolver el problema de los trapitos", los cuidadores ilegales de coches que proliferan en las calles de Buenos Aires.

En el camino, quedaron muchas preguntas de uno y otro sin respuestas.

Macri invitó a Scioli a definirse sobre Venezuela y a concretar si apoyaría su propuesta de pedir que Mercosur aplique la cláusula democrática por los opositores presos.

Scioli, por si parte, tampoco consiguió que su adversario respondiera por qué su grupo votó en contra de la nacionalización de YPF y Aerolíneas Argentinas.

El debate, transmitido por todas las cadenas de televisión local, logró un 53 por ciento de rating y provocó más de 1,8 millones de comentarios en Twitter.

EL(dpa, Clarín)

DW recomienda