1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Duras acusaciones del primer ministro ucraniano a Putin

En medio de la tregua acordada entre el Ejército y los rebeldes, los camiones con ayuda humanitaria rusa llegaron ya Lugansk. Arseny Yatseniuk, por su parte, acusó a Rusia de querer "destruir Ucrania".

Los camiones transportan, según las autoridades, medicamentos, alimentos y generadores eléctricos, hasta un total de 2.000 toneladas. El grupo, conformado por unos 200 vehículos, pasó la frontera durante la noche. Hoy (13.09.2014) han llegado a Lugansk. Los camiones se encuentran en una de las centrales de abastos de la ciudad, donde está siendo descargados, dijo a la agencia Interfax un portavoz del convoy.

"Hemos traído unas 2.000 toneladas de productos de primera necesidad para los habitantes de la ciudad y la región: agua, cereales, azúcar, medicinas y muchas otras cosas más", agregó. El portavoz añadió los camiones estaban preparados desde hace varias semanas para traer la carga humanitaria y no pudieron salir antes "debido a que no contaban con la autorización de la parte ucraniana".

El primer ministro ucraniano, Arseny Yatseniuk, por su parte, lanzó duras acusaciones contra Putin, a quien acusó de querer destruir Ucrania "como país independiente". Yatseniuk aseguró además que "solo la OTAN puede defender a la república exsoviética de la agresión externa. El primer ministro cree que el país vecino no está contento solo con Crimea y la región oriental de Ucrania, sino que "su objetivo es quedarse con toda Ucrania".

Los habitantes de Lugansk "lloraban de alegría"

Según la agencia Itar Tass, los habitantes de Lugansk salieron a saludar a los vehículos que llevaban banderas rusas y algunos lloraban de alegría. "Por segunda vez, Rusia asume la responsabilidad", comentó la televisión estatal en Moscú. El primer envío, con más de 250 camiones, cruzó la frontera el 22 de agosto sin permiso y en medio de las protestas de Kiev. Cuando comenzó la tregua entre el Ejército y los separatistas prorrusos hace una semana, Moscú anunció que enviaría más ayuda a la zona de conflicto.

No está claro si funcionarios ucranianos y miembros de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) inspeccionaron esta vez también los camiones. La Cruz Roja Internacional señaló que no acompaña el convoy. La prestación de ayuda humanitaria a la población de las regiones orientales de Ucrania es uno de los doce puntos del acuerdo que el pasado día 5 permitió establecer un alto en fuego entre las tropas ucranianas y las milicias separatistas.

MS (dpa/efe/rtrla)

DW recomienda