1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Duisburgo: liberan a presuntos terroristas

La Policía germana liberó este sábado (24.12.2016) a los dos hermanos kosovares que habían sido detenidos un día antes bajo sospecha de planear un atentado contra uno de los centros comerciales más grandes de Alemania.

Dos hombres de nacionalidad kosovar detenidos este 23 de diciembre bajo sospecha de planear un atentado contra uno de los centros comerciales más grandes de Alemania fueron liberados este sábado (24.12.2016). Un portavoz de la Policía de Essen comentó que, hasta ahora, nada apunta a que los dos hermanos supongan un peligro para la seguridad nacional. Los agentes que arrestaron a los jóvenes de 28 y 31 años en un apartamento de Duisburgo habían reaccionado a informaciones proporcionadas por otras agencias de seguridad del Estado.

Las pistas sugerían que los detenidos organizaban un ataque contra Centro, un centro comercial ubicado en la ciudad de Oberhausen, cercana a Duisburgo. La Policía ya había aumentado su presencia en torno a Centro y al mercadillo navideño aledaño hacia las 18:00 horas del jueves (22.12.2016); entonces se creía que sus visitantes podían estar en la mira de terroristas. Construido hace veinte años en el terreno de una antigua fábrica de acero, los dos pisos del complejo comercial cuentan con más de 250 tiendas.

El vocero de la Policía de Essen dijo que se había tomado muy en serio la advertencia hecha por las fuerzas de seguridad del Estado, subrayando que la Policía prefiere reaccionar "cinco veces de más, que una vez de menos”. En momentos de tensión como los propiciados por el atentado de Berlín del 19 de diciembre, declaraciones de ese tenor buscan tranquilizar a la ciudadanía, pero también pueden crear desasosiego porque sugieren que el factor seguridad prevalece sobre las libertades o los derechos civiles más básicos.

Por ejemplo, en el pasado, la Policía alemana ha defendido la legitimidad de los controles policiales basados en el color de la piel de las personas en el marco de ciertos operativos. Y aunque la Justicia local terminó por enfatizar la ilegalidad de esa práctica, han seguido registrándose casos en los que los gendarmes son acusados de aplicar el llamado racial profiling. Este mismo sábado (24.12.2016), en su discurso de Navidad, el presidente federal, Joachim Gauck, pidió garantizar la seguridad ciudadana sin poner bajo sospecha generalizada a grupos enteros.

ERC ( dpa / AFP / AP )

DW recomienda