1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Dos policías muertos por ofensiva del ELN en Colombia

Dos policías muertos y cuatro de los 32 departamentos de Colombia paralizados ha dejado el "paro armado" que la guerrilla del ELN mantiene desde el pasado domingo, informaron fuentes oficiales.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ordenó mantener la ofensiva contra el ELN.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ordenó mantener la ofensiva contra el ELN.

La Policía Nacional confirmó en un comunicado que dos uniformados murieron en un ataque a tiros realizado por presuntos guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en una zona rural del municipio de Olaya Herrera, poblado ubicado a 246 kilómetros al sur de la capital colombiana, en el departamento de Nariño (sur), limítrofe con Ecuador. Según el informe policial, "los auxiliares fueron atacados por la espalda en una zona conocida como Bocas de Satinga".

Asimismo, la Policía indicó que los departamentos de Norte de Santander y Arauca (noreste), limítrofes con Venezuela, además de Choco (noroeste) y Nariño, están paralizados debido a que las empresas transportadoras prefirieron suspender sus actividades por miedo a posibles ataques de la guerrilla.

"Bajo control"

Previamente, el comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez, aseguró que la fuerza pública ha logrado controlar y evitar más de 95 por ciento de los actos violentos planeados por el ELN.

"No podemos dejarnos intimidar por las acciones. Mi llamado es para que la población civil siga denunciando, reconozco la actitud y la solidaridad con el Ejército", dijo Rodríguez al destacar que en las últimas 24 horas las tropas del Ejército "no han presentado ningún reporte violento".

Sin embargo, el comandante reconoció que todavía "hay factores de atención" como el ataque con explosivos contra una torre de electricidad y la quema de un vehículo, en los departamentos de Cesar y Antioquia, respectivamente.

Por su parte, el general Rodolfo Palomino, director de la Policía, confirmó la muerte de un uniformado este domingo en el municipio de Otaré (Norte de Santander), en donde guerrilleros atacaron con explosivos a un grupo de policías que almorzaba en un restaurante de la población.

Ofensiva y contraofensiva

La semana pasada, el ELN anunció mediante un escrito que entre el 14 y el 17 de febrero llevará a cabo un "paro armado" u ofensiva en la que atacará a las personas que acudan a trabajar a los locales comerciales y a los vehículos que se movilicen por carretera, con la intención de paralizar la actividad en determinadas regiones.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, por su parte, ordenó mantener la ofensiva contra el ELN. El Ejército, entretanto, ofreció una recompensa de hasta 29.000 dólares a quien dé información que permita la captura de los autores intelectuales de posibles acciones violentas y evitar dichos actos.

Además, desde este sábado las cuentas utilizadas por el ELN para difundir su información en Twitter fueron suspendidas debido a que, según la red social, el grupo "violó las reglas de uso" al enviar "amenazas contra otros".

Desde 2014 el Ejecutivo y el ELN iniciaron contactos informales con el objetivo de instalar una mesa de negociaciones como la que desde 2012 funciona en Cuba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). No obstante, ambas partes se acusan mutuamente de dilatar desde el año pasado el comienzo de una negociación formal.

RML (dpa, efe)

DW recomienda