Dos ″moscas″ latinas en el festival de cine de Dortmund | Cine | DW | 15.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Dos "moscas" latinas en el festival de cine de Dortmund

El drama argentino "La mosca en la ceniza", de la desaparecida directora Gabriela David, compite en el Festival Internacional de Cine de Mujeres, que se celebra hasta el 17 de abril en la ciudad alemana de Dortmund.

default

"...hablar sobre la amistad entre dos mujeres no es tan frecuente".

El Internationales Frauenfilmfestival es un festival dedicado a lo que suele ser una rareza: el cine dirigido por mujeres. Más de 90 filmes provenientes de 26 países conforman esta muestra audiovisual. Las crisis globales actuales en la ecología, la migración, las ideologías o la política son, por lo general, las temáticas principales de las realizadoras.

El largometraje "La mosca en la ceniza" es la única película latinoamericana que compite por el premio mayor de 25.000 euros en este festival. El título de la cinta se refiere a las moscas ahogadas en agua, que pueden resucitar si luego se las coloca sobre cenizas.

La trama gira en torno a la amistad de dos muchachas muy pobres de provincia que llegan a Buenos Aires con la ilusión de progresar en sus vidas y de trabajar como empleadas domésticas en la capital. Al llegar, se darán cuenta de que fueron engañadas, que su trabajo verdadero es el de prostitutas de un burdel del cual no pueden salir.

Film La mosca en la ceniza beim Frauenfilmfestival 2011 Dortmund Köln

Dos chicas de provincia, engañadas, secuestradas y obligadas a prostituirse: "algo que sucede en Buenos Aires y que sigue sucediendo".



La cinta argentina, que aborda sin tapujos el complejo tema de la trata de personas -mujeres, en este caso-, ya había sido laureada en importantes festivales como el de Huelva, el Festival Internacional de Cine de Kerala en la India y el Festival Cinematográfico de Milán. Deutsche Welle conversó con el editor y productor argentino de "La mosca en la ceniza", Enrique Angeleri.

DW-World: ¿Qué recorrido ha hecho la película en Europa?

Enrique Angeleri: La cinta estuvo en el Festival de Austria en Innsbruck, donde obtuvo el premio del público. También nos invitaron a participar en el Festival de Cine Latino en las ciudades de Salzburgo y Viena. Ahora estamos en Dortmund, esperando con ansias el estreno de nuestro largometraje en Alemania. Después viajaremos al Festival de Cine Latino en Tubinga y Stuttgart, al sur de Alemania.

Frauenfilmfestival 2011 Gabriela David Filmregisseurin La mosca en la ceniza

Gabriela David, realizadora de "La mosca en la ceniza".

¿Qué significa para usted estar en la competencia oficial del Internationales Frauenfilmfestival?

Para mí es muy importante, aunque no sólo para mí. Con Gabriela David, la directora, que falleció el pasado 4 de noviembre tras 16 años de lucha contra el cáncer, no sólo me unía el trabajo de cine sino que ella era también mi esposa, aunque no esté ahora físicamente. Es muy emotivo para mí estar en este evento.

En nuestra anterior película “Taxi, un encuentro" hicimos un gran recorrido internacional y obtuvimos más de once premios. Gabriela estuvo en Alemania por esa cinta, así que se acordaba mucho de este país y de su gente.

Estoy absolutamente seguro y convencido de que estaría muy feliz de estar en este festival. Y aunque lamentablemente no contemos con su presencia, es su obra la que la trasciende. Éste es, sin duda, uno de los mejores homenajes que se le puede hacer, que se vea su cine.

Gabriela era una mujer de una energía impresionante, sus dos películas las hizo coincidiendo con tratamientos de quimioterapia. Ella jamás quiso mezclar su lucha con la enfermedad con su trabajo profesional y nunca lo hizo público. Me siento con el derecho de contarlo porque es una manera de resaltar la energía, la capacidad y el talento que ella tuvo toda la vida.

¿Cómo era su desempeño como directora?

Produzent Enrique Angeleri beim Frauenfilmfestival mit dem Beitrag La mosca en la ceniza

Enrique Angeleri, editor y productor de "La Mosca en la Ceniza", compartió vida y cine con su fallecida directora.

Eso se pueda apreciar al ver "La mosca en la ceniza". Gabriela siempre trabajó con actores profesionales. Ella también había estudiado teatro por lo que conocía muy bien lo que era el trabajo de dirección actoral. Tenía la cualidad de hacerse comprender, de saber pedir lo que quería y ensayaba mucho con ellos. Trabajaba sobre la base de un guión que ella misma había escrito y a partir de eso se iba desarrollando la trama con el aporte de los actores.

Gabriela era egresada de Bellas Artes, conocía mucho de pintura y de plástica, por lo que la imagen de sus películas es muy particular, no sólo por su condición de mujer sino por esa mirada especial que ella tenía. Todas sus obras contienen un sello personal que demuestran una gran sensibilidad. Gabriela era una persona muy sensible y le gustaba contar historias centradas en el ser humano, con todas sus virtudes y falencias.

En su primer filme “Taxi, un encuentro” ella mostraba a un personaje marginal en una Buenos Aires nocturna, un personaje que era típico de esa época. En "La mosca en la ceniza", en cambio, hace hincapié en la amistad entre dos adolescentes, porque en el cine que estamos acostumbrados a ver siempre se habla de la amistad entre dos hombres, pero hablar sobre la amistad entre dos mujeres no es tan frecuente.

El tema que aborda este largometraje en particular es la "trata de blancas" y surgió a partir de una nota periodística en Buenos Aires, que contaba como una chica había logrado escaparse del prostíbulo donde estaba secuestrada. Una noticia terrible, pero es algo que sucede en Buenos Aires y que sigue sucediendo.

Lo que le llamó poderosamente la la atención a Gabriela fue que esa casa, donde estaban cautivas muchas chicas, se encontraba en medio de uno de los barrios de clase media mas populares de la capital. Fue a partir de esa crónica que desarrollamos un guión de ficción.

¿Quedó contenta la directora con el resultado de "La mosca en la ceniza"?

Sí, estaba contenta porque sabía que era una película muy dura y difícil y ella la hizo manteniéndose fiel a su idea de cómo hacer una película. El resultado final en una obra audiovisual, al pasar por tantos procesos de construcción y reconstrucción, no es en general el que uno imagina. Pero, en este caso, Gabriela quedó plenamente conforme.

En la Argentina la cinta fue incluso declarada de interés social por la Cámara de Diputados de la Nación y por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, precisamente por tratar esta temática tan fuerte, no con la intención de hacer una denuncia sino de mostrar lo que pasa en la realidad.

Autora: Pamela Schulz

Editora: Rosa Muñoz Lima



DW recomienda