1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Donges: “Podemos llevaría a España al desastre“

El economista alemán Jürgen Donges hizo un llamado a los actores políticos en España a anteponer los intereses del país sobre sus propias ideologías. “Las dudas sobre la gobernabilidad pasan factura inmediatamente“.

El profesor emérito de economía política de la Universidad de Colonia, quien fuera miembro del Consejo alemán de Expertos Económicos que asesoran al gobierno alemán conocido como "los cinco sabios“, se mostró preocupado ante las dudas sobre la gobernabilidad de España de cara a un parlamento sumamente fragmentado como resultado de las elecciones generales. Juergen B. Donges, nacido en Sevilla, España, señala que muestra de ello es la reacción a la baja de la bolsa española y el repunte de la prima de riesgo sobre los bonos estatales, lo que resulta preocupante tratándose de una economía de tanto peso como la española.

DW: ¿Le sorprenden los resultados de las elecciones en España?

Jürgen Donges: No me sorprenden porque ya llevamos un tiempo con encuestas que apuntaban en esa dirección. Lo que sí me ha sorprendido un poco es que uno de los dos nuevos partidos emergentes, Ciudadanos, un partido de corte liberal, socialdemócrata, haya quedado por detrás de lo que se esperaba. Por lo demás ha sucedido lo que me temía. Tenemos ahora en España un parlamento bastante fragmentado, que sucita la pregunta sobre si España será un país gobernable o no.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) anunció hoy que no votará por la investidura de Rajoy. ¿Es una negativa a una gran coalición?

Esto sí que es algo extraño, y demuestra que en España no hay una cultura política o democrática que permita formar gobiernos de gran coalición. España se encuentra ante grandes desafíos en cuestiones muy sensibles y esa cultura todavía no la hay. La tenemos en Alemania, en Austria y en otros países europeos, incluso se vio recientemente en Francia en las famosas elecciones regionales en las que en la primera vuelta irrumpió el partido de ultraderecha Frente Nacional. Inmediatamente los dos grandes partidos, pilares de la sociedad francesa, el conservador y socialista, se pusieron de acuerdo para ponerle un freno en la segunda vuelta. Eso en España no funciona y es problemático.

Pablo Iglesias, líder de ‘Podemos‘, ya manifestó temores ante una gran coalición.

Pablo Iglesias representa a una formación política que se ha autodeclarado anti-sistema. Él mismo se define como un marxista leninista, propone un sistema de intervención total del Estado en todos los ámbitos de la economía e incluso en la libertad de prensa y no le gusta nada cualquier cosa que le impida llegar a esos objetivos. Cualquier gobierno en España que no incorpore a Podemos tranquilizará al resto de Europa. Pero si Podemos desempeñara un papel importante ya sea como socio gubernamental o simplemente apoyando al PSOE, el partido socialista, entonces tenemos un problema serio en Europa.

Distribución de escaños en el Parlamento español.

Distribución de escaños en el Parlamento español.

¿Ante qué panorama económico se encontraría España con una coalición de izquierdas?

Me atengo a lo que he leído en los programas electorales, tanto del PSOE como de Podemos, y coinciden en varias cosas. Por ejemplo, en deshacer reformas estructurales que se han hecho en el pasado y que eran necesarias para sacar al país de la crisis. Coinciden en que hay que acabar con el ajuste fiscal y que hay que renegociar la deuda exterior española con Europa. Podemos quiere nacionalizar la banca. Yo veo unos planteamientos de política económica de los que estoy absolutamente seguro que llevarían a España al desastre.

En Grecia, la coalición Syriza del primer ministro Alexis Tsipras puso en jaque a Europa siendo un país pequeño, pero España es un país de más peso....

España es la cuarta mayor economía de la zona euro, con un PIB que representa entre el 12% y 13% dentro del bloque, frente a la economía griega que no llega ni al 2%. España participa en una interconexión financiera entre bancos, inversionistas, fondos de pensión, y cuenta con mucha inversión extranjera directa. Como sabemos, el dinero es muy cauto, es muy miedoso. Cuando surgen dudas sobre la gobernabilidad de un país, o surgen dudas sobre si se va a respetar los principios de la economía de mercado, la libertad de contratos, pues se pasa factura inmediatamente. Eso se ha notado ya en la bolsa española que ha bajado, y en un repunte de la prima de riesgo sobre los bonos estatales. Esto va muy de prisa y podría volver a estar sobre la mesa la crisis del euro de los últimos años, sobre todo tratándose de una economía con tanto peso como es la española.

¿Si Podemos llegara al gobierno, que influencia tendría en América Latina?

En Venezuela y en Bolivia, Pablo Iglesias junto con otras dos o tres personas de su entorno, han estado asesorando a gobiernos -primero al de Chávez, luego al de Maduro y luego al de Evo Morales- con la intención de transportar el sistema chavista a Europa. Eso es lo que ha dicho Pablo Iglesias. Pero también en los países latinoamericanos están cambiando las cosas, como vimos en las elecciones recientes en Argentina. En Brasil ya se discute sobre la continuidad de la actual presidenta, todo este período del chavismo podría estar acercándose a un final. No creo que las ideas del Sr. Iglesias de querer estatizarlo todo sean vistas con buenos ojos en los países latinoamericanos.

El actual presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

El actual presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

¿Qué escenario sería el más deseable en España desde su punto de vista?

Yo espero que el actual presidente, Mariano Rajoy, trate de alguna forma de conseguir una coalición. Técnicamente esto es posible, porque el nuevo parlamento español tendrá unos diez partidos. Algunos son más pequeños y sería posible organizar algunos apoyos para de esa forma establecer un gobierno y seguir adelante con las reformas. Si esto no se consigue, aquí los calendarios son muy claros en España, habría que convocar a nuevas elecciones, de las que no sabemos si arrojarían resultados más estables.

¿Hay alguna cuestión que quisiera usted añadir?

Yo apelaría a todos los responsables políticos en España a que reflexionen sobre lo que está en juego. Se trata de buscar una solución que sirva a los intereses generales del país y de que traten de hacer a un lado sus ideologías. Con Podemos es imposible, pero los demás partidos políticos deberían reconsiderar si realmente pueden excluir opciones. El Secretario General del PSOE, que declaró esta mañana que no apoyará la investidura de Rajoy, debería de reconsiderarlo y me consta que hay bastante crítica y presión dentro del PSOE por esta postura tan excluyente de Pedro Sánchez.

DW recomienda