1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Donald Trump invita a Duterte a la Casa Blanca

El presidente electo de Estados Unidos busca estrechar lazos con Filipinas, histórico aliado de Washington con el que hoy las relaciones están tensas.

A través de una breve conversación telefónica, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, invitó al mandatario de Filipinas, Rodrigo Duterte, a visitar la Casa Blanca en 2017. Históricos aliados, ambos países viven en la actualidad un distanciamiento en sus relaciones debido a profundas diferencias exhibidas entre Duterte y el presidente saliente  de Estados Unidos, Barack Obama.

El asesor de Duterte Christopher Go calificó el diálogo con Trump como "animado y provechoso” y reveló que ambos políticos conversaron por aproximadamente siete minutos. Duterte felicitó al republicano por su victoria en las pasadas elecciones y lo invitó a la cumbre de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (Asean) el año que viene, de la cual Filipinas será la anfitriona.

Obama ha asistido regularmente a esas cumbres, pero las relaciones entre ambos países se han deteriorado desde que Duterte asumió el mando. El filipino incluso llamó "hijo de puta” a Obama, lo que ha desatado la incertidumbre sobre una de las alianzas asiáticas más importantes de Washington. Duramente criticado por la Casa Blanca por su política antidrogas, Duterte ha cambiado la política exterior filipina acercándose a China y Rusia.

Llamada a Taiwán

Por otro lado, Trump también habló con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, la primera conversación de ese nivel desde que Washington rompiera sus relaciones diplomáticas con Taipei en 1979. El equipo de transición de Trump informó en un comunicado que el presidente electo había hablado por teléfono con la mandataria taiwanesa, en la que ella felicitó al magnate por su victoria.

Con esta conversación, Trump arriesga desatar la ira de China, que considera a Taiwán una región separatista y se opone a cualquier contacto oficial con el Gobierno de Taipei. En el diálogo, Trump y Tsai Ing-wen "destacaron los vínculos económicos, políticos y de seguridad” entre ambos países. El expresidente demócrata Jimmy Carter declaró formalmente a Pekín como el único Gobierno de China en 1979, lo cual terminó las relaciones diplomáticas formales de EE.UU. con Taiwán.

DZC (dpa, Reuters, EFE)

DW recomienda