Doce muertos en ataque terrorista en aldea al sur de Bagdad | El Mundo | DW | 14.11.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Doce muertos en ataque terrorista en aldea al sur de Bagdad

Seis de las víctimas son civiles. La acción buscaba afectar una peregrinación a la ciudad sagrada chiita de Kerbala. Estado Islámico está tras el atentado.

Las autoridades iraquíes reconocieron este lunes (14.11.2016) la muerte de seis civiles y seis terroristas durante un ataque lanzado por Estado Islámico en la aldea de Ain al Tamar, unos 80 kilómetros al oeste de la ciudad santa chiita de Kerbala. Según los primeros reportes del Ministerio de Interior, cinco de los atacantes fueron abatidos por las fuerzas de seguridad, mientras que un sexto logró hacer detonar sus explosivos.

Para ello, el radical ingresó a una vivienda, donde al verse rodeado por agentes de la Policía, explotó las bombas que llevaba adheridas a su cuerpo, matando a seis personas y dejando a otras seis heridas. Justo en estos días, miles de personas se dirigen a Kerbala para conmemorar el "arbain”, fiesta chiita que celebra los primeros cuarenta días después del aniversario del martirio del imán Al Husein, nieto del profeta Mahoma.

El portavoz del Ministerio del Interior iraquí, general de brigada Saad Maan, dijo que el objetivo de los terroristas era precisamente esa celebración, pero que la acción de las fuerzas de seguridad logró evitar una tragedia mayor. Estado Islámico se atribuyó el ataque señalando que su objetivo era matar a fieles, soldados y policías, en un nuevo intento por minar la seguridad de una región del país que se ha visto menos afectada por el terrorismo.

Objetivo: los chiitas

Masum al Tamimi, miembro del consejo provincial de Kerbala, dijo a la agencia de noticias AFP que los atacantes portaban armas ligeras y que ser produjo un intenso tiroteo con los agentes de seguridad. Si bien los ataques en el sur del país son raros, en agosto de 2015 se produjo una incursión con armas largas y granadas en la misma localidad, en la que murieron 18 personas y 26 resultaron heridas. Dicho ataque también fue reivindicado por EI.

Uno de los objetivos de los radicales sunitas es atacar ceremonias sagradas de los chiitas, como la peregrinación a Kerbala, donde cientos de miles de fieles visitan el mausoleo del imán Al Husein, que murió el 10 de muharram del año 680 d.C. a manos de las tropas del califa omeya Yazid (líder de la rama sunita del islam), tras resistir diez días una ofensiva del califa contra la ciudad.

DZC (EFE, Reuters, AP, AFP)

DW recomienda