1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Disturbios dejan seis muertos en Bolivia

En Bolivia, la alcaldesa de El Alto, la opositora Soledad Chapetón, culpó al oficialismo de haber promovido los tumultos en los que se prendió fuego a un edificio público y murieron seis personas 17 de febrero.

A la policía local se le reprocha el no acudir a tiempo para restablecer el orden en El Alto.

A la policía local se le reprocha el no acudir a tiempo para restablecer el orden en El Alto.

La alcaldesa de la ciudad boliviana de El Alto, la opositora Soledad Chapetón, culpó al oficialismo por la muerte de al menos seis personas durante un incendio en la sede de la Alcaldía que se originó cuando una manifestación de padres de familia desembocó en hechos vandálicos. En una rueda de prensa, Chapetón declaró treinta días de luto y apuntó entre los promotores de los disturbios a dos exfuncionarios que trabajaban para el anterior alcalde, Edgar Patana, afiliado al oficialista Movimiento al Socialismo (MAS).

Patana se encuentra en la actualidad en prisión mientras se investigan supuestos cargos de corrupción cometidos durante su gestión al frente de la Alcaldía de El Alto, la segunda ciudad más poblada de Bolivia. “Han utilizado a los padres de familia para ese objetivo, para poder eliminar y quemar todas las evidencias que había en contra de los manipuleos y los actos de corrupción” del mandato anterior, sostuvo Chapetón, flanqueada durante su alocución por el obispo de El Alto, Eugenio Scarpellini.

Chapetón agregó que entre los revoltosos se ha identificado al exsecretario financiero de la Alcaldía Henry Alcón y a la exdirectora de Género Nelly Mamani, y también a familiares del dirigente sindical Braulio Rocha, alineado con el Gobierno de Evo Morales. La alcaldesa sostuvo que los manifestantes “han destrozado toda la documentación del municipio de El Alto”, pero que continuará su labor “con fuerza” porque la población avala su gestión y “no quiere corrupción”.

Chapetón se mostró indignada por las imputaciones del viceministro de Régimen Interior, Marcelo Elío, quien en declaraciones a la radio estatal culpó de lo ocurrido a funcionarios de la Alcaldía, a quienes acusó de haber provocado un “autoatentado” mediante “infiltrados” en la marcha. Chapetón negó la tesis de Elío y responsabilizó al Gobierno y a la Policía que, según dijo, “irresponsablemente no ha acudido a tiempo para poder resguardar estas vidas” pese a que el municipio pidió seguridad para el edificio antes de las protestas.

Numerosos testigos presenciales han criticado la tardanza en intervenir de la Policía y los bomberos, a pesar de que contaban con agentes en las inmediaciones del edificio edil. Con alrededor de 850.000 habitantes, El Alto es la segunda ciudad más poblada de Bolivia y fue hasta las elecciones municipales de 2015 uno de los bastiones políticos de Evo Morales. En esos comicios, el oficialista Patana buscó la reelección pero perdió la Alcaldía alteña ante Chapetón, de la fuerza opositora Unidad Nacional (UN).

La manifestación de este 17 de febrero fue convocada por un grupo de padres de familia que reclamaba mayor atención y presupuesto para las escuelas de El Alto, pero luego la protesta derivó en actos vandálicos. Una turba rebasó a los guardias municipales que custodiaban el edificio e ingresó por la fuerza para saquearlo y quemarlo, según el reporte de medios locales. Los funcionarios que estaban dentro de la Alcaldía tuvieron que romper vidrios para evitar la asfixia e incluso algunos escaparon por las ventanas y los techos colindantes.

Este suceso tiene lugar pocos días antes de que se celebre en Bolivia un referendo en torno a la reelección del presidente, Evo Morales, pautado para el domingo (21.2.2016). La misión de observación enviada por la
Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) a Bolivia para seguir el plebiscito llegó este mismo miércoles (17.2.2016) a La Paz, donde se reunió con un representante del Tribunal Supremo Electoral (TSE), informaron fuentes del organismo multilateral.

ERC ( dpa / EFE )

DW recomienda