Disidente chino pide ayuda a Obama | El Mundo | DW | 03.05.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Disidente chino pide ayuda a Obama

El disidente chino Chen Guangcheng pidió de forma dramática al presidente Barack Obama que lo ayude a salir de China, tras haber abandonado la embajada estadounidense, y ante el temor por su vida y la de su familia.

Activistas juntan firmas en apoyo a Chen, en Hong Kong.

Activistas juntan firmas en apoyo a Chen, en Hong Kong.

La crisis se produce en medio de la visita a China de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, que se ha visto opacada por el debate sobre el futuro de Chen y el papel de Washington.

Hasta ahora el disidente ciego nunca había querido dejar su país, pero tras salir de la legación declaró en entrevistas con medios extranjeros sentirse abandonado por Estados Unidos y con temor en vista de las amenazas que ha recibido su esposa.

El papel estadounidense

"Estamos en peligro", dijo al canal CNN desde el hospital al que se dirigió tras dejar la embajada. Las organizaciones de derechos humanos criticaron a los estadounidenses por acceder a las presiones de China sin garantizar que Pekín cumpliría sus promesas de que Chen podría reunirse con su familia si dejaba la embajada e ir a un lugar seguro donde podría estudiar derecho.

Ver el video 01:36

Chen quiere dejar China.

Entretanto, Estados Unidos ha dicho que quiere ayudar a Chen Guangcheng, pero un portavoz de la embajada rechazó adelantar cuál puede ser la salida para él. Solamente subrayó que de forma paralela a la visita de Clinton hay conversaciones con las autoridades chinas sobre el caso. También con el propio implicado y su mujer, Yuan Weijing, añadió. "Cuando tengamos una imagen clara de su decisión definitiva veremos lo que podemos hacer para ayudarlo", dijo el funcionario.

Clinton pide respeto a los derechos humanos

Hillary Clinton con Hu Jintao , en Pekín.

Hillary Clinton con Hu Jintao , en Pekín.

Previamente, Clinton, llamó este jueves al gobierno chino a respetar los derechos humanos, pero sin mencionar de forma directa el caso del activista ciego. Al inicio de la ronda de diálogo en Pekín, Clinton dijo: "Todos los gobiernos tienen que acatar los deseos de sus ciudadanos de tener dignidad y que impere el derecho, y ninguna nación puede, ni debe, negar estos derechos".

Por su parte, el presidente chino, Hu Jintao, exigió respeto entre ambos países. Debido a las diferentes situaciones nacionales ambas partes no pueden estar de acuerdo en todas las cuestiones, dijo.

Funcionarios estadounidenses respondieron a las críticas sobre el trato dado al disidente alegando que quería quedarse en China y que dejó la embajada por voluntad propia. También el portavoz del Ministerio del Exterior chino, Liu Weimin, dijo lo mismo. Negó sin embargo que Chen hubiese estado bajo arresto domiciliario desde hace 19 meses y que haya escapado del encierro hace dos semanas. "Hasta donde sé, él vivía en su casa", se limitó a decir, argumentando que China tiene 1.300 millones de habitantes y no puede saber en detalle dónde se encuentra cada uno.

La versión de Chen

En la entrevista con la CNN, Chen afirma que tras su huida, su mujer estuvo dos días atada a una silla y que luego los agentes trajeron bastones y amenazaron con matarla a golpes. A él le dijeron que si no salía de la embajada el miércoles, se llevarían a su esposa y a sus dos hijos de vuelta a Shandong, su lugar de residencia. "Me dijeron que se los llevarían y los golpearían".

Por eso, ahora quiere abandonar China "lo más pronto posible". En la embajada no tenía toda la información disponible ni podía hablar con sus amigos. Chen Guangcheng se mostró muy "decepcionado" con el gobierno norteamericano. "La gente de la embajada me instó a irme y me prometió que habría gente que se quedaría conmigo en el hospital", aseguró. "Pero esta tarde (por el miércoles), cuando llegamos allí, se fueron todos". (dpa)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema