1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Disidencia cubana: Venezuela y Rusia aceleran acercamiento entre Washington y La Habana

Representantes de organizaciones opositoras cubanas dijeron en México que la represión contra la disidencia en Cuba sigue, de cara a la próxima Cumbre de las Américas que tendrá lugar el 10 y 11 de abril en Panamá.

Una misión de cuatro destacadas figuras de la oposición cubana llegó a la Ciudad de México para reunirse con senadores mexicanos, representantes de organizaciones pro derechos humanos y estudiantes universitarios. El objetivo: explicarles que la situación en Cuba prácticamente no ha cambiado, ni para el pueblo cubano ni para la oposición, pese a las señales de apertura en La Habana. “Los niveles de represión se mantienen intactos, se trata de hacerlos más invisibles”, señaló el periodista y psicólogo Guillermo Fariñas, protagonista de 23 huelgas de hambre y encarcelado en tres ocasiones con un total de once años en prisión. Fariñas, Premio Sajarov a la Libertad de Conciencia 2010, que otorga el Parlamento Europeo, dijo que quien gobierna tras bambalinas es el hijo de Raúl Castro, Alejandro Castro Espín, desde el Consejo de Defensa Nacional de Cuba, y que los cargos más importantes en el gobierno son ocupados por militares. “Estamos enfrentando un sistema inspirado en el putinismo ruso y el nasserismo egipcio, han estudiado a los gobiernos que se han perpetuado, han viajado a México y a otros países para estudiar los mecanismos de represión y les ha interesado lo que han hecho Rusia y Egipto”.

Fariñas, que reside en Cuba, destacó que la situación en Venezuela ha presionado al régimen que aparenta que está cambiando haciendo un mínimo de concesiones como el anuncio de una nueva ley electoral. Sin embargo destacó que en realidad no hay voluntad de cambio. “Siguen con una posición de unidad en torno a un solo partido. Sigue habiendo 104 presos políticos, sin contar con los que pueda haber en las cárceles militares, que son secretas”.

Reservas ante el acercamiento a EE. UU.

Durante un desayuno en la capital mexicana quedó patente la división entre la oposición cubana de cara al acercamiento con Estados Unidos. Sin embargo los participantes reconocieron que hay consenso entre la disidencia respecto a las demandas democráticas hacia el régimen cubano. Juan Antonio Madrazo, coordinador nacional del

Veranstaltung der KAS Mexiko

Imagen del encuentro en México.

Comité de Ciudadanos por la Integración Racial, señaló que ve con reserva el acercamiento a Washington. “Yo lo veo como un error, pero es irreversible y finalmente las demandas de la oposición son las mismas, están encaminadas hacia el fortalecimiento del Estado de Derecho”. Madrazo desestimó que haya un temor por una anexión de Cuba por parte de Estados Unidos. “Tanto la población en la isla como la diáspora defiende la soberanía, ese peligro no es visible”.

Fariñas reconoció que el anuncio del acercamiento entre La Habana y Washington fue muy impactante porque nadie lo sabía. “La oposición en la isla tuvo una reacción emocional, unos dijeron que era una traición, otros lo percibieron como una oportunidad”. Contó que se reunió con miembros del Partido Demócrata estadounidense hace unas semanas y que ellos consideran que Estados Unidos podría volver a una Guerra Fría con Rusia dentro de algunos años y no quieren que Cuba quede inserta en ella. “La apertura es geoestratégica. El gobierno cubano quiere inversión, ha hecho un análisis sobre la situación en Venezuela y en América Latina en donde el populismo va deteriorándose. Por otro lado, Obama quiere evitar una confrontación bélica con Cuba. Desde hace ocho años reactivó su cuarta flota en Barbados, que está a la espera de lo que ocurra en Venezuela. Ellos consideran que ese país puede provocar un desequilibrio global por el petróleo que tiene”.

Oportunidad para buscar consenso

Stefan Jost, representante en México de la Fundación alemana Konrad Adenauer, una de las instituciones organizadoras de la gira de los disidentes cubanos en México, destacó que el acercamiento a Estados Unidos es un hecho y ofrece el potencial para buscar un consenso entre la disidencia cubana dentro y fuera de la isla para encaminar un proceso de transformación pacífica. Jost, destacó que tal vez por ser ciudadano alemán le sorprendió que los gobiernos latinoamericanos eximieran a Cuba de toda cláusula democrática en todo tratado. “La postura cubana antiestadounidense borró todas las diferencias en América Latina”.

Veranstaltung der KAS Mexiko

Stefan Jost, representante de la KAS en México, (izq.) junto con Guillermo Fariñas y su madre, Alicia Hernández Cabezas.

La visita del grupo en donde participan también Elena Larrinaga de Luis, presidenta del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, residente en España, y Andrés Hernández, vicepresidente de la Internacional Demócrata de Centro, residente en Estados Unidos, tuvo lugar con casi un mes de antelación a la Cumbre de las Américas en Panamá a la que han confirmado su participación el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, su homólogo cubano, Raúl Castro, y numerosos líderes latinoamericanos, entre ellos el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.